Familiares de alpinista en Perú urgen apoyo de México

**José Miguel Mendoza Paulin murió cuando escalaba el nevado Huascarán, en la cordillera occidental de los Andes; exigen agilicen los trámites para que llegue el cuerpo al país


Familiares de alpinista en Perú urgen apoyo de México

La Crónica de Chihuahua
24 de julio, 22:00 pm

Familiares del alpinista mexicano José Miguel Mendoza Paulin, originario de Ecatepec, fallecido junto con otros de sus compañeros, cuando escalaban el nevado Huascarán, en la cordillera occidental de los Andes, en Perú, solicitaron a las autoridades mexicanas a que agilicen los trámites para que llegue su cuerpo al país lo más pronto posible y sea despedido por sus seres queridos.

El alpinista mexicano y Carlos Belkotosky, otro compatriota murieron junto a otros dos guías peruanos al registrarse una avalancha cuando se encontraban a 5 mil 800 metros de altura. Escalaban la montaña más alta de Perú cuando ocurrió el accidente.

Hasta ahora, dijeron sus familiares, quienes viven en la colonia Ejidal Emiliano Zapata, no han recibido ayuda económica de las autoridades y todos los gastos han corrido por su cuenta para que algunos de los parientes del alpinista se hayan desplazado hasta el país sudamericano para recuperar el cuerpo.

“El gobierno ha sacado unas notas de que nos ha ayudado, incluso nos han llamado que somos oportunistas; nosotros tuvimos que pagar el vuelo de uno de nuestros familiares para que estuviera al tanto, el hospedaje, con el apoyo de la sociedad. Tenemos gente de la cancillería a un lado, pero sólo eso, están a un lado”, dijo Jorge Mendoza, hermano del deportista.

La familia se ve orillada a pedir la ayuda de la comunidad ecatepequense, han salido a las calles para recolectar dinero y contar con recursos para traer el cuerpo a su tierra natal.

"A partir del miércoles que fue la avalancha, nosotros nos comunicamos con la Cancillería y mandaron gente. Una de sus gentes se comunicó con nosotros, nos dio el aviso formal y nunca nos dijo pónganse de acuerdo a ver qué familiar viaja, no se preocupen por los gastos, nunca nos dijo eso y por eso pedimos ayuda a la sociedad y recaudamos lo necesario”, contó el hermano.

El cuerpo del alpinista mexicano después de que fue encontrado en la montaña de Huascarán fue llevado a la capital de Perú de donde será enviado a México.

José Miguel vivía en Ecatepec, en la colonia Ejidal Emiliano Zapata, junto a su esposa Liliana y a sus hijos Santiago y Miguel Ángel.

En un gimnasio, ubicado en el centro de San Cristóbal, propiedad del alpinista, fue colocado un altar, en la que se aprecia una fotografía de él cuando conquistó una de las cimas que escaló.

El gobierno municipal de Ecatepec apoyará a la familia con los trámites funerarios, una beca para que los niños continúen con su educación e inscribirá a su esposa en programas sociales.

Como un homenaje póstumo al alpinista, uno de los parques comunitarios que el gobierno municipal rehabilita dentro del programa de recuperación de espacios públicos, llevará su nombre.
EL Universal

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---