Expande Wanda su imperio cinematográfico

La nueva conquista cinematográfica del imperio Wanda le permite consolidar su posición de dominio mundial en la exhibición de películas con el control de Odeon & UCI, la mayor cadena de salas de Europa con 7,600 pantallas en ocho países.


La Crónica de Chihuahua
16 de julio, 11:59 am

El conglomerado chino Wanda ha ampliado su imperio cinematográfico con la adquisición del exhibidor británico Odeon & UCI, mientras ya negocia la compra del 49 % de los estudios Paramount.

Los últimos movimientos del grupo propiedad del magnate Wang Jianlin, una de las mayores fortunas de China y dueño del 20 % de las acciones del club español de fútbol Atlético de Madrid, apuntan a que ha puesto el foco en la industria cinematográfica.

Wang fundó su empresa, Dalian Wanda Group, en 1988 y se enriqueció con el entonces naciente mercado inmobiliario chino -hasta la década de 1990 la vivienda era en China un servicio que prestaba el Estado- hasta convertirse en uno de los multimillonarios más poderosos del país.

Aunque el magnate empezó a levantar su gigante corporativo en el negocio del ladrillo, en los últimos años ha decidido diversificarla y reorientarla hacia el sector servicios, una estrategia en la que el cine ha tenido un papel protagonista.

La nueva conquista cinematográfica del imperio Wanda le permite consolidar su posición de dominio mundial en la exhibición de películas con el control de Odeon & UCI, la mayor cadena de salas de Europa con 7,600 pantallas en ocho países.

Wanda, que posee la mayor red de cines de China a través de su filial Wanda Cinema Line (con más de 2,500 pantallas en el país), ya se aupó al liderazgo global de este campo en 2013 al formalizar la compra de la operadora de cines estadounidense AMC Entertainment (con casi 5,000 pantallas en Norteamérica).

Posteriormente, en 2014, se hizo con el control de la australiana Hoyts Cinema, la segunda mayor operadora de Oceanía con más de 400 pantallas y este año presentó una propuesta a la también estadounidense Carmike que, si fuera aceptada, afianzaría su posición en el mayor mercado mundial del sector.

Aprovechando la devaluación de la libra esterlina tras el «brexit», el conglomerado chino, a través de su subsidiaria AMC, pagará 921 millones de libras (1,215 millones de dólares) por Odeon & UCI, pero este gasto no ha saciado el apetito inversor de la empresa que preside Wang Jianlin.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---