Exigen trato justo para sus necesidades, y reciben trato de delincuentes, antorchistas de Cuauhtémoc

**Mientras que el secretario particular del alcalde les reiteró que van a ser atendidos, dos locutores de radio lanzaron acusaciones contra los líderes de Antorcha, a quienes llamaron “vividores”, y públicamente les reprocharon que se robaban los lotes y apoyos de la gente.


Exigen trato justo para sus necesidades, y reciben trato de delincuentes, antorchistas de Cuauhtémoc

La Crónica de Chihuahua
23 de febrero, 13:03 pm

Cuauhtémoc, Chih.- En el uso completamente legal y constitucional de sus derechos de petición ante la autoridad y de manifestación, una pequeña representación de colonos de esta ciudad, se manifestó frente a la Presidencia Municipal para solicitar ser escuchados por el alcalde Romeo Morales Esponda. Con toda intención, esta comisión fue poco numerosa, en respeto a la norma de la sana distancia para evitar contagios en medio de la pandemia, y cumpliendo con el uso de cubrebocas y de sanitizantes.

Pero en tanto que la respuesta oficial se las dio el secretario particular del alcalde, quien les aseguró que van a ser atendidos, un par de locutores de la radio (más papistas que el propio Papa) lanzó al unísono varias acusaciones graves contra los líderes de Antorcha, a quienes llamaron “vividores” y al aire les reprocharon que se robaban los lotes y apoyos de la gente.

Esta organización busca que se atiendan las peticiones enumeradas en el pliego petitorio que entregaron en la oficina del titular del Ejecutivo municipal el pasado 11 de enero. Entre las solicitudes que ya le hicieron llegar al alcalde Morales Esponda, están 300 terrenos para vivienda, que es una demanda que los solicitantes tienen en el Municipio desde hace 11 años, con expedientes individuales completos, con enganches y algunas mensualidades ya pagadas desde el año 2014; piden la terminación de una avenida, documentos de propiedad, materiales para autoconstrucción, así como la aplicación de diversos programas municipales.

Lo que obtuvieron, ya por la tarde, fue una llamada del secretario particular del alcalde, quien les envió la seguridad de que van a ser recibidos y atendidos en sus legítimas demandas.

“SON VIVIDORES”. “HACÍAN CANTONZOTES” CON MATERIAL ROBADO

Sin embargo, dos locutores del noticiero de las dos de la tarde de la estación de radio XHEPL, Raúl García y Manuel Salcedo, usaron el tiempo de su programa para sacar sus opiniones personales al aire, en un noticiero de hechos, o sea de noticias, con respecto al ejercicio ciudadano de petición y de manifestación. Cuando Salcedo dijo “era Antorcha Campesina, básicamente, piden terrenos…”, García hizo un bufido de desaprobación: “¡Úfale!”. Y cuando terminó la nota, Raúl García dijo, apoyando lo que declaró el director de Desarrollo Social, Alfonso Pérez Domínguez, de que “ellos” (pretendía ese funcionario representar a toda la administración municipal) no van a entregar ningún apoyo a ninguna organización, sino a los individuos, y que tienen que ir uno por uno para solicitarlos, dijo Raúl: “Muy bien”.

En seguida, García lanzó una de esas mentiras que no se pueden decir en público si el que las dice no tiene pruebas en la mano por si alguien le reclama o se siente ofendido. Dijo textualmente, y ahí está la grabación en video del noticiero: “Porque algunos de los líderes de Antorcha Campesina en el norte de la república, y hablo Chihuahua, Durango, Zacatecas y otros estados, han hecho de las suyas. Algunos de los líderes, no sé si el señor Triana sea un vividor, no sé, pero muchos de la misma Antorcha Campesina son vividores, ¿eh?”. El “¿eh?” lo dijo para reafirmar lo de “vividores”, como para que no quedara duda de la temeraria afirmación.

Remató el cuadro Manuel Salcedo, quien aportó pruebas irrefutables, según él, de las que dijo: “En honor a la verdad, eso es lo que nos han trascendido”. Es decir, alguien o “álguienes” le “trascendieron” al infalible y acucioso periodista don Manuel algunos “trascendidos”, porque él no necesita más: con que alguien se lo haya dicho, es suficiente. ¿Eh?

Pero ¿cuáles son esos “trascendidos” tan infinitamente superiores a cualquier prueba testimonial, factual o documental?

“Fíjate que algunos reportajes de cuando precisamente la (colonia) Alcaldes, que se aventaron así nomás, no de la forma que debe seguir los cauces”… Pues aquí, con graves fallas de construcción gramatical, el locutor quiso decir que fue la fundación fue una invasión, a pesar de que los solicitantes se hayan reunido cada domingo durante los tres años previos, para completar su documentación y su expediente, que fue revisado en el Municipio y en copia en la Dirección de Desarrollo Urbano del Gobierno del Estado. “Tampoco se acuerda” Salcedo de que en la inauguración y formal y entrega de los lotes de la esta colonia, se hizo una bonita ceremonia con representantes de los peticionarios, del Municipio y del Gobierno del Estado. ¿Seguro de que “se aventaron así nomás”?

Ah, pero viene lo mejor: “Muchos mencionaron” (¿cuántos, quiénes?) “que los líderes de Antorcha” (¿quiénes? No lo dice) “se quedaban con dobles terrenos” (Y aquí el locutor hace un ademán extendiendo sus brazos a los lados para que le creamos). “O sea, un lote era de no sé, de 10 por 17, y ellos tenían 2 o 3 lotes juntos”. Manuel Salcedo tampoco precisa las ubicaciones. Y remata con precisión matemática que le han de envidiar los estudiosos de la Arquitectura y el Desarrollo Social: “Y luego hacían cantonzotes” (traducción: cantones, es decir, casas muy grandes, en su dicho, al doble o al triple de una casa normal) “con los mismos materiales de construcción”. En este remate, con esta última afirmación, Salcedo no lo dice con sus palabras, pero él y Raúl García están seguros en sus cabezas, de que eran materiales de construcción aportados por alguna autoridad y que los líderes “vividores” se los apropiaron indebidamente, es decir, en palabras llanas, “se los robaban”.

Al respecto, el dirigente del Movimiento Antorchista en Cuauhtémoc y la región, José Emilio Triana Ceballos, exigió de manera contundente que, tanto Raúl García como Manuel Salcedo, demuestren con las pruebas irrefutables de que dispongan, “aparte de esos trascendidos en los que dicen sustentarse, que en Antorcha somos unos vividores”. Además, retó a ambos comunicadores para que proporcionen los nombres de nuestros compañeros dirigentes del norte de la república que según ellos dos, son ‘vividores” y que ‘han hecho de las suyas’… pruebas, por favor, hechos, no dichos. Y en cuanto a Cuauhtémoc, se las pongo más fácil: vayan, tomen fotos de los ‘cantonzotes´ esos de que hablan, dobles o triples, y que traigan la o las ubicaciones, y el documento o documentos con el nombre o nombres respectivos de esos ‘vividores’, ¿así o más fácil?”

“Ah, pero si no pueden aportar pruebas documentales y válidas de todo lo que dijeron, están en la obligación de dirigirnos un disculpa pública al aire, en el mismo noticiero vespertino de la estación XHEPL”, remató.