Esténtor político

Por Miguel Ángel Casique Olivos


Esténtor político

La Crónica de Chihuahua
14 de junio, 12:23 pm

¿Y los culpables del problema migratorio? bien, gracias.

La frase del canciller mexicano, Marcelo Ebrard, de «Si van a EU, no pasan», suena bien para los intereses gringos, en particular los del presidente estadounidense, Donald Trump, quien está muy interesado en seguir confrontando y enfrentando a México y dejar en ridículo a nuestros país o al menos ayudar a la ya mala imagen que está teniendo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Ante la crisis humanitaria sobre el tema migratorio y tras la presión, siempre agresiva de Donald Trump de cobrar aranceles a México, las autoridades mexicanas y en especial don Marcelo Ebrard se ha visto muy activo, y así se ha dado la indicación que se inicie un supuesto proceso en donde los migrantes se tienen que registrar y decir a dónde van, a qué vienen y por qué vienen; y si una de las preguntas es contestada, que van al país vecino, simplemente la respuesta será ¡No pasas!

La situación no es tan fácil, ni para la autoridades mexicanas ni para los mismos encargados de estar en la frontera, mucho menos para los migrantes, pensando en que conquistarán el famoso sueño americano. Los funcionarios mexicanos, incluso, se ve traen totalmente «remojados los papeles», así se ve en las declaraciones de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, cuando dice que no sabe por dónde entraron más de 100 mil migrantes.

Los mexicanos históricamente han sido solidarios y una postura correcta sin duda sería que no podemos ser insensibles o que nuestras autoridades se comporten como fieras y manden a la policía, dicen ya se enviaron 6 mil elementos de la Guardia Nacional, para detener los migrantes y obligarlos a que regresen por donde vinieron.

Pero la otra postura, necesariamente tendría que ser una decisión fuerte y más clara con Estados Unidos y que ese país, a cargo por ahora de Donald Trump, asuma con todo la responsabilidad del problema migratorio y busque soluciones reales, no al problema visible sino a la miseria y pobreza que viven los países centroamericanos, que es lo que ocasiona que oleadas de migrantes quieran buscar mejores opciones de vida.

En las primeras oleadas de migrantes que llegaron a México los primeros meses de este 2019, las declaraciones de AMLO fueron que íbamos a recibirlos y darles asilo y trabajo; pero eso es hacer el trabajo de los gobernantes de esos países y quitarle la responsabilidad que el mismo Donald Trump tiene. Hoy la oferta que el gobierno mexicano, presionado por el Imperio, ya no es la misma y ahora es «Si vas a Estados Unidos; no pasas». Algo también peligroso es que en la frontera sur de nuestro país, los miles de migrantes se volverán contra nosotros y contra las autoridades mexicanas. Mientras que el presidente gringo y los culpables del problema migratorio; bien, gracias.

El clímax no político...

La inseguridad y violencia en la Ciudad de México no es nueva, hoy vuelve la indignación porque se difunde el asesinato de otro estudiante; ahora, Hugo Leonardo Avendaño, de 29 años, quien habría terminado hace unos días la maestría en la Universidad Intercontinental (UIC), quien fue estrangulado y abandonad en su auto en un paraje de Tlalpan.

La violencia e inseguridad no son nuevos, siempre han estado y hoy van en aumento debido a la inacción y hasta la incapacidad que comienza a mostrar la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, incapacidad que no sólo se ve en el tema de los asesinatos y secuestros, sino también en la atención a los capitalinos diferentes alcaldías que le piden solución en temas como drenajes, pavimentaciones, aguas potables, luz eléctrica y educación; por ejemplo la protesta que ayer realizaron tres mil antorchistas de la Ciudad de México, que encabezó y dirigió, Gloria Brito Nájera, fue totalmente ignorada por al autoridad capitalina. Por el momento, querido lector, es todo.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---