Estallaron los ciudadanos indignados por el mal servicio de transporte

**De manera espontánea, la rabia de sentirse despreciados, vapuleados, golpeados y sistemáticamente ignorados, hizo que los inconformes se pusieran de acuerdo en protestar.


Estallaron los ciudadanos indignados por el mal servicio de transporte

La Crónica de Chihuahua
21 de junio, 09:00 am

Chihuahua, Chih.- Pasadas las 9:00 de la noche y después de temer por su integridad, el grupo de más de cincuenta ciudadanos que cerró la avenida Pacheco y la Terminal Sur del Vivebús, optó por abrir la calle.

¿Qué fue lo que sucedió ayer en la tarde?

De manera espontánea, la rabia de sentirse despreciados, vapuleados, golpeados y sistemáticamente ignorados, hizo que los inconformes se pusieran de acuerdo en protestar, en lo mínimo, que es hacer pública su indignación.

«Ya estuvo bueno, ya les sacamos un sustito, a ver si nos vuelven a dejar sin atención», decidieron, luego de apedrear dos carros y tres rutas alimentadoras, dos unidades de Vivebús, y luego de que un automovilista atropellara a una mujer y a un hombre, los manifestantes accedieron a retirarse.

Agentes de la Dirección de Vialidad y Tránsito, así como personal de Transportes estuvieron desde las 2 de la tarde hasta cerca de las 10:00 de la noche vigilando la Terminal Sur del Vivebús, sin poder contribuir a poner un alto a los actos de furia desatada en los que pacíficos ciudadanos cayeron la tarde de ayer.

Los uniformados aseguraron que no podían tomar medida alguna más que preventiva hasta que no llegaran agentes de la Policía Municipal o Estatal para poner una alto a los ciudadanos que lanzaron piedras y tuvieron conductas vandálicas y violentas durante las más de siete horas de cierre de la avenida Pacheco.

Después de que ciudadanos llamaron a los números de emergencia para reportar daños en sus vehículos y algunos otros el temor por tener que recorrer calles oscuras y tramos largos para poder llegar a sus destinos, agentes de la Policía Estatal arribaron al lugar.

Cerca de las 8:30 de la noche, los elementos de la Policía Estatal Única se acercaron a los ciudadanos inconformes para pedirles que dejaran de lanzar piedras y agredir a los automovilistas, logrando que los manifestantes accedieran a retirarse.

“Tenemos miedo de que nos vayan a hacer algo los antimotines, éstos son bien perros, nos van a agarrar en bola, mejor ya vámonos, que nos pongan un camión y vámonos, venimos y tomamos mañana otra vez”, fue el motivo por el que los ciudadanos optaron por posponer el plantón para el día de hoy.

Algunos inconformes acordaron que el día de hoy a las 10:00 de la mañana se reunirían con autoridades de Gobierno del Estado, mientras otros volverán a cerrar las calles hasta que se les asegure un servicio de calidad, sin fallas y sin costos tan altos.

Si un puñado de pobretones de las colonias más apartadas y sufridas, allá donde no hay pavimento, ni clínicas ni hospitales, ni agua entubada a domicilio, ni drenaje sanitario por supuesto, donde la luz se la roban con diablitos, logró poner en jaque al gobierno con una protesta en la que apenas se pusieron de acuerdo en lo mínimo, ¿qué será cuando esa gente, y miles de ciudadanos más, actúen de forma organizada y consciente?

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---