"Escenas vergonzosas en el Congreso de EE.UU.": La comunidad internacional condena los ataques al Capitolio y llama a respetar resultados electorales

**Los jefes de Estado de Chile, Colombia, Venezuela y Reino Unido, así como la OEA y la OTAN, expresaron su preocupación por los violentos incidentes de este miércoles en Washington D.C.


La Crónica de Chihuahua
7 de enero, 07:11 am

Fuente: Agencias

Miembros de la comunidad internacional manifestaron su rechazo a los hechos de violencia registrados este miércoles en el Capitolio de EE.UU., donde las dos cámaras del Congreso se disponían a contar los votos electorales que convertirían oficialmente al demócrata Joe Biden en el próximo presidente, sesión que fue suspendida por la agresiva irrupción de simpatizantes de Donald Trump.

"Escenas vergonzosas en el Congreso de Estados Unidos", escribió en Twitter el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, tras los violentos incidentes en Washington D.C., que obligaron a la movilización de la Guardia Nacional y al establecimiento de un toque de queda en el Distrito de Columbia.

"Estados Unidos defiende la democracia en todo el mundo y ahora es vital que haya una transferencia de poder pacífica y ordenada", tuiteó Johnson.

"A los ojos del mundo, esta noche la democracia estadounidense parece sitiada", expresó por su parte el alto representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrel, después de calificar lo sucedido como un "asalto invisible" a las instituciones y al Estado de derecho en el país norteamericano.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, manifestó que sus compatriotas están "profundamente perturbados y entristecidos por el ataque a la democracia" ocurrido en EE.UU., su vecino y aliado más cercano.

"La violencia nunca logrará dominar la voluntad del pueblo. La democracia en Estados Unidos debe mantenerse, y así será", apuntó Trudeau.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, mostró su confianza en que la "nueva Presidencia de Joe Biden superará la etapa de crispación, uniendo al pueblo estadounidense".

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, se mostró "entristecido" por los acontecimientos de este miércoles en Washington, según un comunicado emitido por su vocero, Stephane Dujarric.

"En tales circunstancias, es importante que los líderes políticos inculquen a sus seguidores la necesidad de abstenerse de la violencia, así como de respetar los procesos democráticos y el estado de derecho", se lee en el texto.

"Me entristecen y me preocupan los acontecimientos de hoy en el Capitolio en Washington D.C.", manifestó, por su parte, el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Volkan Bozkir. "Estados Unidos es una de las principales democracias del mundo. Creo que la paz y el respeto por los procesos democráticos prevalecerán en nuestro país anfitrión en este momento crítico", agregó.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, calificó de "impactantes" las protestas generadas esta tarde en el Capitolio de EE.UU., e instó a respetar los resultados electorales.

En tanto, el ministro francés para Europa y para Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, llamó a respetar la voluntad del pueblo de EE.UU. "La violencia contra las instituciones estadounidenses es un grave ataque a la democracia", expresó.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía llamó a todas las partes en EE.UU. a mantener la "moderación y la prudencia", para resolver la crisis política interna con madurez.

Reacciones en Latinoamérica

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, manifestó su repudio a los "graves hechos de violencia" y al "atropello al Congreso" estadounidense, mientras que mostró su respaldo al demócrata Biden.

"Confiamos en que habrá una transición pacífica que respete la voluntad popular y expresamos nuestro más firme respaldo al presidente electo Joe Biden", tuiteó el mandatario argentino.

Según el expresidente de Bolivia, Evo Morales, el Gobierno de Trump puso "en práctica un autogolpe para quedarse en el poder".

"Así como lo hizo en Bolivia, promueve la violencia racista y fascista y no le interesa la democracia. Nuestra solidaridad con el pueblo estadounidense", expresó Morales.

En tanto, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, rechazó "las acciones destinadas a alterar el proceso democrático en EE.UU.", al tiempo que condenó la la violencia y la "indebida interferencia con las instituciones constitucionales".

"Chile confía en la solidez de la democracia estadounidense para garantizar el imperio de la ley y el Estado de derecho", apuntó el mandatario.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, mostró su rechazo a los actos de violencia durante el acto de conteo de votos, así como su solidaridad con "los honorables miembros del Congreso y todas las instituciones".

Duque expresó que Colombia tiene "plena confianza en la solidez de las instituciones de los Estados Unidos de América".

El Gobierno de Venezuela manifestó su preocupación por la violencia registrada este miércoles en la nación norteamericana.

En un comunicado difundido por la Cancillería, Caracas condenó "la polarización política y la espiral de violencia" que, a juicio del país suramericano, reflejan la "profunda crisis por la que atraviesa el sistema político y social" de EE.UU.

A su vez, la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) repudió "el atentado contra las instituciones que se está perpetrando el día de hoy en Estados Unidos, por manifestantes que desconocen los recientes resultados electorales".

En un comunicado de prensa publicado este miércoles, el organismo llamó a recuperar la "necesaria racionalidad y a cerrar el proceso electoral conforme a la Constitución y a los procedimientos institucionales correspondientes".

TRUMP: REACCIÓN TARDÍA Y TODAVÍA DESAFIANTE

Tras los incidentes registrados este miércoles, Trump instó a sus partidarios a abandonar la manifestación en el Capitolio. No obstante, el mandatario saliente insistió en que hubo un supuesto fraude electoral en los comicios del 3 de noviembre de 2020.

En contraparte, el vicepresidente, Mike Pence, apuntó que el ataque al Capitolio "no será tolerado" y pidió que todos los involucrados en los hechos violentos sean procesados "con todo el peso de la ley".

Debido a las protestas, la alcaldesa del Distrito de Columbia, Muriel Bowser, decretó un toque de queda desde las seis de la tarde de este miércoles hasta las seis de la mañana del jueves 7 de enero.

Mientras tanto, el gobernador del estado de Maryland, el republicano Larry Hogan, ordenó el envío de soldados de la Guardia Nacional para ayudar a la Policía Metropolitana y a la Policía del Capitolio a controlar las protestas en Washington D.C.