En peligro, la única manada de bisontes salvajes de México

**No se trata de los bisontes que fueron introducidos recientemente en el Rancho El Uno: esta manada tiene siglos migrando entre Chihuahua y Nuevo México.


En peligro, la única manada de bisontes salvajes de México

La Crónica de Chihuahua
Noviembre de 2010, 17:00 pm

Foto y texto: Froilán Meza Rivera

Chihuahua, Chih.- Con los nuevos tramos de muro en la frontera con México, los políticos de los Estados Unidos se llevaron entre las patas a múltiples especies de mamíferos y reptiles que viven y transitan entre los dos países.

Así lo denunció el ambientalista Manuel Bujanda Rico, quien señaló que este cerco corta de tajo las rutas migratorias y el medio ambiente de los animales, los cuales no conocen de fronteras.

Destacó que, entre muchas otras, hay especies emblemáticas en peligro con la muralla, como los bisontes, de los cuales la última manada silvestre que hay en México se localiza en Janos, y de la cual se tiene registrada su constante migración entre este municipio y el vecino estado de Nuevo México.

Con el propósito de cortar las rutas de tránsito ilegal de personas y de contrabando de drogas en la frontera, el gobierno de los Estados Unidos aprobó la edificación de mil 78 kilómetros (670 millas) del nuevo muro fronterizo. Pero diversas organizaciones que están pendientes de la salud de las poblaciones de especies en peligro de extinción, respondieron con una campaña para evitar este muro en los tramos en que afecta directamente a la vida silvestre.

Aquí en Chihuahua, se dispusieron a efectuar denuncias inmediatas los grupos The Nature Conservancy (TNC), el núcleo de la sociedad ornitológica chihuahuense, y Naturalia, entre otros.

LA MANADA, UN TESORO

Como eje de las acciones de protesta y de concientización binacional, el empuje principal provino de la Liga Internacional de Fotógrafos Conservacionistas, que realizaron un tour fotográfico al que nombran RAVE por sus siglas en inglés (Rapid Assessment Visual Expedition). Un grupo de renombrados fotógrafos, cineastas y científicos arrancó de California y Baja California, con el fin de documentar los efectos del muro fronterizo. Llegaron a Janos, y desde ahí reportaron sus testimonios.

La manada de bisontes (conocidos errónea pero popularmente como búfalos) de Janos es un tesoro nacional que nunca ha sido reconocido como tal, ni tampoco ha recibido la protección oficial del gobierno mexicano, y por lo tanto, corre el riesgo de quedar atrapado del otro lado de la frontera, donde el gobierno del país vecino lo ha catalogado como “ganado”. Y como “ganado”, es sacrificable.

Krista Schlyer, una de los fotógrafos que emprendieron esta cruzada binacional, dijo que la meta ahora, para los biólogos de la vida silvestre que trabajan con los bisontes, es restaurar algunas manadas para que jueguen su papel original en el ecosistema de la pradera.

“Y esta manada aquí en la región de Janos, es uno de los puntos focales de esa estrategia, en parte porque estos pastizales tienen mucho potencial como reservas en donde podemos reconstruir aunque sea un poquito de lo mucho que se ha perdido”, dijo Schlyer.

Recordó que en marzo del 2008, “la primera vez que volé en compañía de Rurik List (un reconocido conservacionista dedicado a la región de la pradera) en busca de los bisontes, encontramos dos miembros de la manada en México, en el justo momento en que estaban saltando una parte rota de la cerca de alambre de púas que marcaba los límites internacionales”.

Krista se preocupó entonces, porque si bien del otro lado había abundante pasto verde, del lado de Janos estaban los estanques de agua. Ahora, dice, la preocupación debe ser de todos.
(Nov. 26, 2010)

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---