En el año 266 de su nacimiento, Hidalgo, un revolucionario de su época

**Era discípulo distinguido de los revolucionarios franceses, leía y hablaba el idioma; estudió a Voltaire, a Rousseau, a Montesquieu, a los grandes pensadores de la Ilustración, a los Enciclopedistas; conoció a d’Alembert y a Diderot, se nutrió de las ideas progresistas de la Revolución Francesa.


En el año 266 de su nacimiento, Hidalgo, un revolucionario de su época

La Crónica de Chihuahua
10 de mayo, 08:26 am

(Extracto de la conferencia: Independencia y Revolución, logros y pendientes, impartida por el Ing. Aquiles Córdova Morán, Secretario General del Movimiento Antorchista Nacional)

Don Miguel Hidalgo era un espíritu lúcido de su tiempo y por eso se colocó a la cabeza de nuestra gesta de Independencia (el 15 de septiembre para amanecer el 16 de 1810, con un acto conocido en la historiografía mexicana como Grito de Dolores).

Era discípulo distinguido de los revolucionarios franceses, leía y hablaba el idioma; estudió a Voltaire, a Rousseau, a Montesquieu, a los grandes pensadores de la Ilustración, a los Enciclopedistas; conoció a d’Alembert y a Diderot, se nutrió de las ideas progresistas de la Revolución Francesa.

Todos los poderosos de la tierra están contra la historia, porque para ellos lo ideal, lo mejor es que el hombre piense que la sociedad siempre ha sido igual que ahora, que todos creamos que no ha habido cambio, movimiento ni progreso, que nos olvidemos, entre otros, de Miguel Hidalgo, porque, dicen, “esos señores sólo regaron de sangre los campos mexicanos pero no nos dieron nada positivo, por lo tanto, hagámoslos a un lado”.

La campaña de don Miguel Hidalgo se inicia en Dolores, Hidalgo, y el primer punto importante sobre el que avanza es la ciudad de Guanajuato, y la toma. La ciudad de Guanajuato, no sólo era entonces quizás la más importante ciudad del Bajío, sino la más rica; se sabe que casi el 30 por ciento de la plata mexicana que salía para España era plata de Guanajuato. Era pues, punto neurálgico del gobierno español, y don Miguel Hidalgo toma Guanajuato. Este éxito, el crecimiento rápido del ejército de don Miguel Hidalgo, hace que el gobierno virreinal se dé cuenta del riesgo y organice la contraofensiva.

Miguel Hidalgo y sus gentes vieron la oportunidad de lanzarse a la guerra sin parecer muy radicales con la consigna de “¡Viva la independencia! ¡Viva la libertad! ¡Viva Fernando VII! ¡Mueran los gachupines!”; o sea, que don Miguel Hidalgo le da a su movimiento esta imagen: la guerra es en favor de Fernando VII, pero contra los gachupines. De esa manera don Miguel creía poder despistar a las fuerzas represivas e, incluso, ganarse como aliados a los que eran partidarios del rey Fernando VII, o sea, de nuestra dependencia de España.

HOY, HACE 266 AÑOS, NACIÓ DON MIGUEL HIDALGO (en la Hacienda de Corralejo en Pénjamo, hoy en el estado de Guanajuato, el 8 de mayo de 1753).

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---