En Querétaro, el gobierno panista vuelve a maltratar a la gente

**Los diputados federales antorchistas trabajan para hacer llegar un poco de dinero público a las zonas marginadas, dinero que ahora el gobernador panista de Querétaro pretende birlarle al pueblo queretano y que llega a los 60.5 millones de pesos.


En Querétaro, el gobierno panista vuelve a maltratar a la gente

La Crónica de Chihuahua
11 de julio, 18:14 pm

Por Laura Castillo García

A diferencia del resto de los legisladores de la Cámara de Diputados federal que fundamentalmente se dedica a aprobar o reprobar las iniciativas de ley que el Presidente de la República envía a ese órgano legislativo, los diputados federales de extracción antorchista cada año gestionan recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para que sean aplicados en obras que beneficien a comunidades marginadas del país.

Así, desde hace varios años, los antorchistas que han ganado un lugar en la Cámara de Diputados han logrado que la Federación asigne recursos para apoyar proyectos de infraestructura urbana, educativos, culturales y deportivos, entre otros, los cuales se han hecho realidad en varios estados de la República.

Hacer que el dinero público llegue a los sectores más vulnerables del país es trabajar por uno de los objetivos centrales del antorchismo nacional para lograr un México mejor: que el gasto público se equilibre, que sea más equitativo, es decir, que el dinero público no solo sirva para hacer grandes obras de infraestructura que fundamentalmente benefician a los sectores pudientes, sino que contemple la realización de obra pública para los más necesitados: escuelas, bibliotecas, laboratorios, pavimentaciones, espacios culturales, deportivos, etc., que coadyuven a la dignificación de sus condiciones de vida.

A través de los gobiernos estatales baja el dinero gestionado por los diputados antorchistas; es decir, son las tesorerías estatales quienes lo aplican en las obras para las que lo etiquetó la Cámara de Diputados. Cierto que en algunas entidades federativas los beneficiados tienen que presionar para que las autoridades apliquen esos recursos pero finalmente las cosas caminan y las obras son realizadas.

Pero no siempre es así, hay un caso de terror que hay que destacar: el gobierno estatal de Querétaro, que encabeza el panista Francisco Domínguez Servién, retiene 60.5 millones de pesos que la Cámara de Diputados etiquetó para pavimentación de caminos, aulas y laboratorios escolares, entre otras obras, y lo peor es que mucho de ese dinero ¡fue aprobado desde el 4 de diciembre del año 2014 dado que es parte del PEF 2015!

¿Acaso el gobierno panista no termina de jinetear esos más de 60 millones de pesos? ¿O es una cuestión de principios panistas y por ello maniobra e interpone razones falsas para no beneficiar a sectores vulnerables?

La historia reciente del panismo en Querétaro indica que es una cuestión de principios no atender la problemática que presentan los más necesitados: recordemos el sexenio del panista Francisco Garrido Patrón (2003-2009), quien -al lado de su secretario particular, Ricardo Anaya, hoy presidente nacional del PAN- reprimió, golpeó y encarceló a todo aquel que le exigía libertad de expresión, justicia, obras y servicios para colonias marginadas, además de que se le acusa de haber dejado a Querétaro lleno de obras inconclusas.

Todos los mexicanos estamos orgullosos de las buenas autopistas y nuevas vías de comunicación que acortan distancias, de las obras de la ingeniería mexicana, de las hermosas ciudades como lo es Querétaro, pero tras de ese desarrollo urbano se esconden colonias populares y comunidades rurales que carecen hasta de lo más elemental como agua potable, drenaje, electricidad, pavimentación, escuelas o espacios deportivos dignos; por eso, repito, los diputados antorchistas trabajan para hacer llegar un poco de dinero público a esas zonas marginadas, dinero que ahora el gobernador panista de Querétaro pretender birlarle al pueblo queretano.

Para protestar por esa situación, 15 mil antorchistas queretanos -acompañados por comisiones antorchistas de los estados de Hidalgo, Morelos, Ciudad de México y Estado de México- se manifestarán en la capital del estado en el que el panismo reaccionario ha maltratado a sus gobernados desde hace varios años. El panismo también debería recordar que durante cuatro años los antorchistas denunciaron la represión de que fueron víctimas y las actitudes retrógradas y fascistas de los ultraderechistas que gobernaron Querétaro de 2003-2009: vuelve el maltrato a la gente; también la denuncia.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---