En Chiapas, el pueblo defiende a Antorcha: ¡Alto a la campaña negra en contra de nuestros dirigentes!

**Elevo mi voz para exigir un alto al sistemático linchamiento político al que se busca someter a nuestro dirigente y a nuestros afiliados, con el tema de las gasolineras que por obvias razones están a nombre de personas, aquí como en China, sin menoscabo de su legalidad.


En Chiapas, el pueblo defiende a Antorcha: ¡Alto a la campaña negra en contra de nuestros dirigentes!

La Crónica de Chihuahua
4 de febrero, 15:59 pm

Por Ingrid Zulibeth Estrada Aguilar

El revoloteo mediático que ha llevado a flotar en el ambiente nacional una sucia y negra campaña en contra del Movimiento Antorchista, con la que se intenta desprestigiar a sus principales dirigentes en todo el país, ha alcanzado al sureste del país. Particularmente, se instaló en Chiapas, un estado que desde 2012 registra una pobreza creciente que alcanza a más del 77% de la población, es decir a más de cuatro millones de habitantes, miles de los cuales se encuentran organizados conforme a derecho, en el Movimiento Antorchista, ciudadanos humildes a quienes se ofende y agravia con la campaña de desprestigio, a las que se apresuran “comunicadores” y medios seguramente al servicio de un buen pagador.

Destaca, entre muchas otras, una nota cuyo encabezado busca morbosamente alarmar y ofrecer “la nota”, haciendo alusión a la relación comercial que se estableció entre PEMEX, empresa del Estado y Franklin Campos, hoy dirigente del antorchismo en Chiapas. Y aunque el “prometedor” encabezado pudiese invitar a su lectura, ya en las primeras líneas se tropieza la mentira contra la realidad. Por lo cual, y con el único propósito de informar de manera certera y fehaciente a la opinión pública, he decidido referirme a un mamotreto publicado por Portavoz, bajo el anonimato (otra vez, se tira la piedra y se esconde la mano).

Comienza la nota insinuando una relación rara entre Pemex y Franklin Campos, generada en el sexenio de Peña Nieto y acusa sin más, a nuestro dirigente de estar vinculado a una red de venta y transportación de gasolina, lo que hoy todo mundo conoce como “huachicoleo”; pero ha bastado con que algunos medios se presten a exhibir de manera tendenciosa el hecho de que parte de la actividad económica, legal y a todas luces legítima del Movimiento Antorchista, esté, en parte, financiada por las estaciones de servicio a su nombre o a nombre de destacados dirigentes, para derivar de ahí la más ruin acusación, con la que se pretende generar una opinión desfavorable a nuestra organización y promover con ello el desprestigio, que solo mediante la calumnia puede generarse, pues Franklin Campos, como cualquier otro de nuestro dirigentes es un mexicano honorable y trabajador que ni siquiera ha utilizado los recursos para su beneficio personal.

Por lo que se refiere a si existe una estación de servicio a nombre de Franklin Campos, sí, y es un asunto público que se puede consultar en el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT); pero ello no implica para nada, que a partir de dicha relación comercial “se teja una red de venta y transportación de gasolina”, ¿a qué red se refiere Portavoz con semejante acusación?. En primer lugar, los contratos de franquicia y venta de primera mano que ha otorgado Pemex, a más de doce mil concesionarios en el país, están sujetos a normas y leyes que obligan a las partes a cumplir con requisitos legales, con los que cumple la gasolinera en cuestión y, al respecto, existen pruebas de que los litros de combustible que compró a Pemex la estación de servicio a nombre de Franklin Campos, para la venta al público, son los mismos que se vendieron en su momento durante el tiempo que funcionó esta gasolinera, la cual, dicho sea de paso, se encuentra cerrada dado que venció la vigencia del permiso desde el sexenio de Peña Nieto el 17 de febrero del 2018.

Sin embargo, es menester aclarar que mientras estuvo operando, el transporte del combustible se efectuó bajo los términos de ley y cumpliendo los requerimientos que se deben cubrir para operar una estación de servicio, mismos que otorgan las autoridades federales, a través de las instituciones públicas, y que existe un permiso/concesión de transportación de carga-materiales peligrosos y sus residuos, así como un permiso de operar y explotar el servicio de carga, estos dos últimos los expide la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para la estación de servicio a nombre de Franklin Campos, y aquí me detengo para resaltar que con respecto a dicha gasolinera la “Incorporación a la franquicia de PEMEX se realiza en apego al programa simplificado para el establecimiento de nuevas estaciones de servicio, publicado en el diario oficial de la federación el 19 de agosto de 1994 y al trámite PMXREF-00-002 Incorporación” (fuente: portaltransparencia.gob.mx).

Hechas estas aclaraciones, en atención a la opinión pública y a los miles de antorchistas del estado de Chiapas y de todo el país, elevo mi voz para exigir un alto al pretendido y sistemático linchamiento político al que se busca someter a nuestro dirigente y a nuestros afiliados, con el tema de las gasolineras que por obvias razones están a nombre de personas, pues hasta donde se sabe, los contratos comerciales legales, en México y en el mundo se firman entre personas. Si bien es cierto que existe una estación de servicio a nombre de Franklin Campos, también es cierto que: 1. Existe un contrato de ley que lo avala; 2. Dicha estación cumple y ha cumplido con sus obligaciones comerciales, fiscales y legales; 3. La operación de dicha estación de servicio está a cargo de un organismo financiero del Movimiento Antorchista. Y por último retomo literalmente las palabras del Ing. Omar Carreón Abud, destacado dirigente de nuestro movimiento en Michoacán, quien escribió recientemente: “Las estaciones de servicio y todos los negocios que ha fundado la organización rinden utilidades y, como lo hacen todos los dueños de negocios del mundo, éstas se destinan a los fines legales que a su interés conviene, en este caso, a sufragar los gastos de la lucha gestionaria absolutamente legal y a la intensísima promoción de la cultura y el deporte ya que, Antorcha ocupa, a mucho orgullo, uno de los primeros lugares nacionales en la promoción de estas actividades”. En este mismo sentido, el interés de Franklin Campos no ha sido otro más que el servicio a la lucha de los pobres.

Finalmente, los antorchistas de Chiapas, del Sureste y de todo el país, reconocemos en nuestro dirigente Franklin Campos Córdova a un hombre ejemplar, trabajador y honrado; es él un dirigente creativo, inteligente y que ha dedicado su vida a la lucha de los pobres de México, desde joven formó parte de los grupos culturales de nuestro movimiento, ha sido un gran ejemplo e inspiración para muchos jóvenes con quienes ha luchado para brindarles condiciones dignas en su formación educativa, es reconocido por su tenacidad y es líder de miles de chiapanecos humildes, que confiamos en él y que defenderemos sin dudarlo porque entre la miseria y pobreza que azota a nuestro estado, él, Franklin Campos Córdova nos ha convocado, nos ha convencido y nos ha inspirado para luchar contra nuestra pobreza y la de todos nuestros compatriotas. Adelante compañeros, por la defensa de nuestra organización y de nuestros dirigentes.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---