El poeta hoy no circula

Por Ramón Ojeda Mestre


El poeta hoy no circula

La Crónica de Chihuahua
22 de junio, 22:52 pm

La zona metropolitana de la Ciudad de México podrá ser la más contaminada del mundo, pero también es, para fortuna de los casi 25 millones de pobladores de la región más transpirante, el entramado urbano con la más vasta oferta cultural de todo el país, desde las maravillosas pinturas rupestres y petrograbados de Atlautla, miles de años anteriores a Teotihuacán, hasta el extraordinario Teatro Nezahualcóyotl que antenoche se inauguró en Chimalhuacán con un aforo para cerca de dos mil espectadores. Un edificio precioso, moderno original, cálido y señorial.

Son tantas las malas noticias que uno recibe y ve a diario en nuestro doliente y empobrecido México, que acaba uno por contristarse o andar mohíno todo el santo día (muíno, como decimos los chayoteros y choyeros) pero cuando en la espesura de esa cotidianeidad aparece una buena noticia de este calibre, que beneficia a millones de habitantes que pululan en el oriente del Valle de México, cultas señoras y laboriosos varones, me quito el sombrero aunque deje ver la calva que envidiaría la cantante de la imperecedera obra teatral de Eugène Ionescu, el gran rumano y coterráneo de los admirados maestros Marius Tiberiu Alexianu y Roxani Gabriela Curca.

De excelente buen gusto y funcional, la arquitectura de este nuevo teatro que lleva el nombre del más grande poeta precuauhtémico de todos los tiempos, Nezahualcóyotl, recuerda mucho al museo Guggenheim de Bilbao en el País Vasco por el planteamiento de exteriores curvados con forros de titanio o del algún metal resistente y que también proyecta imagen de grandeza y de amplitud. Realmente eleva la imagen urbana de Chimalhuacán, pero revaloriza al mismo tiempo a toda la parte oriente del Valle. Además, comodísimo en su interior y con vestíbulos plenos de magníficas esculturas de cantera y mármol que son deleite para los intermedios o en la movilidad interna de los asistentes.

Es imposible que deje de mencionar el magnífico acervo artístico que presentaron este sábado con conjuntos de danzas rusas, eslavas, francesas, chinas y desde luego mexicanas, un conciertazo de Guadalupe Pineda, bellísima y con un dominio musical extraordinario que prendió a los dos mil espectadores. Pero el que se llevó la noche, dirían los cronistas, fue el ingeniero y maestro Aquiles Córdova Morán quien, como invitado de honor, nos regaló la mejor conferencia/discurso/poema que jamás se haya escuchado con respecto al Tlatoani poeta Nezahualcóyotl o Acolmiztli. Qué manera de explicar y desmenuzar intelectual, científica y literariamente su biografía. Se ve que ha estudiado al personaje principal de la cultura prehispánica y que además lo admira y lo entiende.

Desde luego que citó a Miguel León Portilla, a José Luis Martínez y a Ángel María Garibay, pero realizó su exégesis aludiendo a Schiller y a otros grandes pensadores del mundo. Se dolió de que no se conozcan más los múltiples poemas de Acolmiztli Nezahualcóyotl y con una dicción y memoria impresionantes, declamó varios de sus versos, y en el inagotable torrente de su talento, escanció con los de otros escritores, filósofos y pensadores. Qué nivel cultural ha alcanzado Chimalhuacán, como ningún otro municipio del país, con su propia orquesta sinfónica, con sus conjuntos de danzas, de pintores y escultores que tanto sorprendieron al maestro Eduardo Chillida Belzunce que viene en unos días a presentar su obra en el hotel Presidente de Polanco pero que quedó enamorado de Chimalhuacán y de Los Cabos. No todo está perdido. Nuit debout.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---