El horror nuestro de cada día (332)

EL OBJETO GIGANTESCO SE ELEVÓ SOBRE ELLOS Y SE FUE, COMO UN MURCIÉLAGO


El horror nuestro de cada día (332)

La Crónica de Chihuahua
13 de julio, 16:23 pm

Por Froilán Meza Rivera

Este testimonio de primera mano es de don Gabriel Espinoza, originario de Aldama y quien en aquel año de 1957 venía de Ciudad Juárez con rumbo a Chihuahua. El suceso tomó desprevenidos a los choferes, a la media noche, unos 20 kilómetros al norte de Villa Ahumada.

Con una mínima luz de la luna en cuarto que recorría oblicuamente el firmamento, los conductores de camiones de carga pudieron notar que en el lugar había alguna actividad.

“A mí me pareció como que allá en la tierra estaban bajando de la ’cosa’ unas figuras que se empezaron a mover alrededor, pero nunca les vi las caras, ni pude ver detalles de cómo vestían, ¡vaya, pero ni siquiera puedo asegurar que eran humanas!”

Otro de los testigos habló de “unos duendecitos”, mientras que el chofer que iba al Norte, y quien quedó más cercano al sitio donde quedó el objeto, aseguró que eran unos “pilotos aéreos” con traje gris y con una especie de casco.

“Se nos hizo raro que, al mismo tiempo que veíamos una luz del tamaño de una casa que bajaba a un lado de la carretera, se apagaran los motores y todas las luces de los tres camiones que íbamos de Norte a Sur y de otro que venía rumbo al Norte”.

La luz se apagó también en cuanto tocó tierra. Desconcertados, asustados, los cuatro choferes no se movieron de sus asientos por un buen rato, pero todos estuvieron pendientes de lo que ocurría en el lugar del “aterrizaje”.

“¿Qué tanto no pasó por nuestra imaginación? A mí, luego luego se me vino a la mente que aquella cosa era un objeto volador no identificado, ¡pues claro, si no se sabía qué era, no estaba identificado!, pero había más ahí...”

“Yo nunca pude ver bien si aquéllo era un avión o un helicóptero, o si era una nave extraterrestre, es que la luna me daba de frente y me estorbaba un montón de tierra a un lado del camino... de hecho, era yo el que tenía menos visibilidad de todos”.

Todos los conductores, pendientes de lo que pasaba, dijeron después que todo el tiempo escucharon un ruido “como el motorcito de una bomba de agua”, o “como un zumbido de aire acondicionado”.

Al objeto, la supuesta nave aérea, todos coincidieron en describirlo como “grande como una casa”, “oscuro y alargado”. A las figuras que se movían en las cercanías, uno los tomó por “hombres como nosotros”, pero otros dos de los choferes los vieron como “hombrecitos” o “duendes”.

Don Gabriel Espinoza no veía bien hacia el objeto, por lo que es incapaz de describir a quienes se movían allá. “Lo que sí le puedo decir es que eran más de cuatro, que se destacaban sobre la superficie de la ’nave’ porque ésta al final empezó a refulgir cuando las nubes dejaron de cubrir a la luna. Ahí, con el miedo empapándome de sudor la ropa, se me vino el recuerdo de unos sueños que tuve en mi juventud, en los que yo era perseguido por unos hombrecitos rojos que amenazaban con destrozarme con unos dientes filosos que les sobresalían del hocico”.

Los “hombrecillos”, entonces, se acercaron al montón de tierra que impedía a don Gabriel ver hacia ellos, después de lo cual regresaron al objeto y ya no se les volvió a ver.

Sin luz, sin más ruido que aquel zumbido sordo que escucharon todo el tiempo, los hombres vieron cómo el “objeto volador no identificado” se elevó sobre ellos, silencioso como el ala de un gigantesco murciélago.

“Sólo vimos la sombra, yo todavía no le puedo decir si era redondeado, si tenía ventanas, de qué color era, ni nada, sólo que era alargado y enorme, como una casa, y que desapareció”.

Después del “despegue” del objeto, los azorados choferes pudieron encender de nueva cuenta sus radios, las luces de sus vehículos y los motores. Al unísono, bajaron los cuatro de sus camionzotes de carga para cambiar impresiones, y fue así como hoy pudimos conocer sus testimonios.

¿Qué fue aquéllo? ¿Una nave espacial repleta de hombrecillos hechos a imagen y semejanza de los humanos?

¿Un helicóptero militar de los gringos?

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---