El desastre nacional será mayúsculo si Morena vuelve a ganar: Aquiles Córdova

*Urge construir una verdadera oposición rumbo al proceso electoral.


El desastre nacional será mayúsculo si Morena vuelve a ganar: Aquiles Córdova

La Crónica de Chihuahua
2 de febrero, 06:00 am

Por Francis Martínez Mateo

Tecomatlán, Puebla.- A casi tres años de gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, México se encuentra en un desastre sanitario y económico derivado de “políticas fallidas y erróneas", advierte el líder nacional del Movimiento Antorchista Nacional, Aquiles Córdova Morán. Es contundente: la Cuarta Transformación (4T) manejó mal la pandemia por Covid-19 y tiene a la economía en zona de desastre.

En entrevista, da cuenta de los atropellos de la fracción mayoritaria en San Lázaro, y los enormes costos sociales de la pandemia; alerta de enormes retrocesos del país por un eventual triunfo de Morena en los comicios próximos de 2021, por lo que respalda el frente opositor, como una revitalización del Congreso. Reafirma que Antorcha es una opción política superior a la 4T, por visión geopolítica y conocimiento de los problemas nacionales.

Desde Tecomatlán, Puebla, Aquiles Córdova Morán, asegura que México inicia uno de los años más complejos no solo por la emergencia sanitaria que lo coloca en el tercer lugar en decesos a nivel mundial, sino por el papel que ha desempeñado el gobierno del presidente López Obrador. “No es puramente casual, no es el resultado de la pura casualidad, o no es algo inevitable, sino que es una prueba o una consecuencia de que las políticas que se están poniendo en práctica tanto en el terreno económico como en el de la salud y el de la seguridad, son políticas fallidas, erróneas, que el gobierno debería corregir” afirma.

El dirigente de una de las organizaciones más críticas a los sexenios de todos los partidos políticos, debido a que estos se olvidan del pueblo una vez que llegan al poder, afirmó que Antorcha representa en México una fuerza social, con presencia nacional. Tras un análisis de la política nacional e internacional, observa una crisis económica muy severa que mantiene al país en una “zona de desastre”, de salud, “una tragedia nacional, la violencia que tampoco cesa, por la inseguridad” e incluso ahora con graves riesgos en materia ambiental frente a lo que, adelanta, será un fracaso en una de las políticas insignia de la 4ta: “es puro ruido eso de Sembrando vida, es puro ruido, no va a suceder nada ahí, se está gastando dinero en balde”.

Córdova Morán atribuye al mandatario López Obrador y a su proyecto político de la Cuarta Transformación, un ejemplo de “miopía” que tienen muchos políticos en México y a nivel mundial, a la hora de tratar de diagnosticar la situación y problemática de su país, por decir, así, la enfermedad o dolencia que padece su país, y, por lo tanto, “equivocan también la medicina que le quieren aplicar a su país”.

FM: Están también a punto de cumplirse tres años de la gestión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ¿podríamos adelantar o concluir que estamos ante un medio sexenio perdido?

“Estamos comprobando casi a la mitad del sexenio, que la política anticorrupción es un fracaso, no es el remedio, porque las medidas que está tomando según él (el presidente López Obrador), para combatir la corrupción, precisamente se están traduciendo en las carencias actuales del pueblo mexicano”.

Dentro de las fallidas políticas del combate a la corrupción está la atención del Covid-19, sostiene: “no se quiso gastar en las pruebas para los enfermos, no se quiso gastar dinero en vacunas para la gente, ni para el sistema de salud, no se protegió a los médicos adecuadamente, se dejaron de comprar medicinas que necesitan otro tipo de enfermos (niños con cáncer, diabéticos, etc.), según afirma el gobierno “porque estamos ahorrando, porque estamos en austeridad, porque se está combatiendo a la corrupción; sí, pero se está combatiendo matando a los mexicanos, lo cual, definitivamente, es absurdo” enfatiza.

En este escenario, Córdova Morán también hace corresponsable a la mayoría de Morena en los espacios legislativos, que le han permitido al presidente López Obrador tomar estas decisiones, al grado de encarnar “facultades omnímodas”, decisiones que perjudicarán todavía más si no se modifica el rumbo, alerta.

“La dominación absoluta de Morena nos está llevando a la ruina, al desastre; y si no, que lo diga el descontrol de la pandemia, no estoy exagerando nada. Y si hablamos de la economía, temas un poco más difíciles para la gente, yo puedo decir, sintéticamente, que la economía mexicana es también un desastre, y eso, no nos engañemos, la gente tal vez no lo sabrá, pero lo va a pagar, ¿cómo? Con desempleo, con menos ingresos, con menos apoyos para la vivienda, la salud, la educación de sus hijos, en fin, más pobreza para la gente será el resultado de que tengamos una economía en zona de desastre” afirma.

URGE UNA VERDADERA OPOSICIÓN EN EL PAÍS

En México no existe una verdadera oposición política, por lo tanto, no ha jugado un buen papel ante el gobierno de López Obrador, para hacer verdadero contrapeso en las decisiones de gobierno, pues muchas políticas de la 4T no se contextualizan dentro de una política de verdadero crecimiento y desarrollo de la economía nacional del país en su conjunto, como se observa en la política social y las asignaciones presupuestales que se han aprobado imponiendo la mayoría morenista en San Lázaro, ejemplifica: “no se puede unilateralizar, no se puede llevar todo el dinero que se quiera o que se necesite a este tipo de programas mientras se descobijan otras inversiones, mientras se dejan sin presupuesto otras necesidades, porque el resultado es el que estamos mirando: un montón de carencias, un montón de problemas de salud, de seguridad, de vivienda, de educación, de obra, de infraestructura urbana para las comunidades, no hay dinero, ni siquiera para los edificios escolares, y buena parte de ese dinero se va a los programas asistencialistas, éstos son muy buenos, son excelentes, como una medida emergente, pero no como una medida definitiva” indica.

No obstante, acota, la ausencia de una auténtica oposición es una carencia histórica de la sociedad mexicana, pues ninguna fuerza política ha se ha formado como tal ante el predominio del PRI y la marginalización de grupos de izquierda en las décadas pasadas. Observa la urgencia de hacer contrapesos y su formación seguirá siendo una tarea por hacer.

“Se necesita una oposición valiente, clara, con una alternativa de país que realmente refleje las necesidades, las soluciones auténticas que el país está reclamando, se nota claramente esta deficiencia histórica en nuestros políticos, no saben ser oposición, no han sabido sistematizar ni recoger todos los errores y darles una explicación única, de fondo, y plantear una alternativa que supere el modelo de la 4T” asegura.

Esta superación debe convencer al pueblo mexicano que realmente no sólo va a ser distinto, sino mejor para las clases trabajadoras. “eso no lo ha sabido hacer la oposición, entonces, evidentemente el pueblo, la gente, está un tanto sin brújula, no ve dónde está la salida. Esa es una deuda que tienen los políticos del país con nuestro pueblo trabajador que es el más olvidado y el más marginado en este modelo” indica.

Cuestionado sobre la alianza PRI-PAN-PRD, Córdova Morán es enfático que, siendo Antorcha promotor de un frente nacional contra Morena, no pueden minimizar el frente ya formado por los partidos nacionales hoy en oposición. “Nosotros hemos llamado, porque así lo vemos, así lo entendemos, porque creemos que el país así lo requiere, de la formación de un frente nacional”.

Destaca que la Alianza es correcta, “era necesaria y hubiera hablado muy mal de la oposición, adicionalmente a los déficits que yo creo que ya tiene, que no se va a quitar de encima, no lo digo yo, no soy yo su juez, se puede documentar, está documentado que la oposición no ha sabido jugar su papel; sería un agregado, y no cualquier agregado, a la deuda que tiene la oposición con el país, no haberse aliado para hacerle frente a Morena, pienso que es correcto, la situación lo necesita y nosotros estamos de acuerdo con esa alianza”.

En ese sentido, se apuestan a respaldarla, aunque marcan sus diferencias, y le desean éxito a la alianza en los comicios de 2021 por los objetivos inmediatos que puede cumplir. “Un frente nacional, no tanto para sacar del poder a Morena (porque no están todavía las condiciones para eso) pero sí para equilibrar más el poder, para balancear mejor el poder del presidente y de su partido porque el país así lo está requiriendo” reafirma.

2021: UNA OPORTUNIDAD PARA EQUILIBRAR EL CONGRESO

Para el líder nacional de los antorchistas, las elecciones que vienen son la oportunidad para que el pueblo mexicano corrija, enmiende, las decisiones de 2018, se requiere repartir mejor el poder, “de modo que haya contrapeso, haya cierto equilibrio a las facultades omnímodas que se atribuye el presidente y los representantes populares tengan una oportunidad mejor de imprimirle otra visión a la tarea legislativa, a las labores del Congreso de la Unión”, pues considera que el poder brindado al Presidente y a Morena no se han traducido en verdaderos avances para los sectores populares, ya que han aprobado presupuestos que castigan a las mayorías con dramáticos recortes a lo largo de estos años.

El luchador social destaca que los diputados necesitan hacer mejor las cosas, “enderezar la nave del país, y eso no lo van a lograr si sigue dominando Morena, por eso el pueblo tiene que saber que en las elecciones que vienen se juega su futuro; de alguna manera, no quiero exagerar, pero de alguna manera se está jugando el futuro del país. Todos deberíamos contribuir a que la gente lo entienda y si al final de cuentas, a pesar de todo, decide votar por Morena, ni modo, pero habrá cometido, otra vez, un segundo error”.

Llama a los mexicanos a no repetir en las urnas los errores de 2018, y moverse por un voto razonado sobre lo que más conviene al país: “se trata de abrir los ojos, de entender qué está bien y qué está mal, qué está perjudicando y qué está beneficiando al país, hacer el balance respectivo, porque todo tiene su lado positivo y su lado negativo”.

De esta forma, equilibrar la Cámara de Diputados, es una de las apuestas que van a apoyar, sin dejar de hacer notar sus diferencias con la alianza PAN- PRD-PRI, con el objetivo de “tratar de llevar al país por un rumbo menos errático y menos destructivo, porque las medidas que se han tomado por el gobierno han destruido muchas cosas en el país, para perjuicio de las mayorías, por lo que es momento de empezar a frenar esto y de reorientar las políticas, o reorientar cuando menos la legislación en un sentido más constructivo y que tenga más en cuenta lo que verdaderamente el pueblo está reclamando, lo que el pueblo necesita” afirma.

UN PROYECTO SUPERIOR QUE REBASE A LA 4T

Para el líder de este movimiento político popular, la tarea va más allá de las elecciones intermedias: “Antorcha ha dicho y seguimos sosteniendo: el problema no sólo es contrabalancear a Morena en el Congreso, sino acabar con la desigualdad y con la pobreza que está causando todos los males del país, para decirlo en una palabra, y para eso se requiere un proyecto de país distinto, diferente, superior al de Morena, que coloque en el centro de sus preocupaciones los problemas, las necesidades de la gente, precisamente el reparto equitativo de la renta nacional y la atención de otras demandas de la gente como son la salud, la educación, la vivienda, y todos los servicios urbanos que ésta necesita para vivir bien”.

Estas son las divergencias con la Alianza, pues “está pensando en frenar, en contrabalancear a Morena, es decir, que el poder se reparta mejor, y ellos van a salir ganando con eso, ¿y las masas trabajadoras? ¿y la desigualdad y la pobreza? ¿qué les estamos diciendo a la gente con eso? No lo digo ahorita, lo digo porque ha sido nuestro punto de vista, esta es una diferencia con el frente PRI-PAN y PRD”.

Indica que, si bien hubiera sido un error gravísimo que no se hubieran aliado, no es suficiente, la sociedad mexicana algo ganará si se contrabalancea a Morena. ¿qué gana Antorcha? “Antorcha va a ganar. Mejores condiciones para seguir luchando por lo que Antorcha quiere, por lo que Antorcha cree, un proyecto de país que tome en cuenta el verdadero problema de México y de la gente de México, que la gente lo entienda, lo haga suyo y se aglutine en este proyecto, para que lo pongamos en práctica. Eso no lo está haciendo la alianza, no se los voy a recriminar, son libres ellos de hacer cosas y de actuar como quieran, pero yo también soy libre de decir cómo ve las cosas Antorcha y qué es lo que Antorcha propone para el país, no es nuevo” dice el dirigente de esta organización con presencia nacional y 47 años de trayectoria en la vida política mexicana.

La participación electoral de este movimiento, indica el dirigente, forma parte de este proceso de entrenamiento de una oposición necesaria en el país y que concibe el poder como “la palanca fundamental, indispensable, para poder pasar al terreno de los hechos, para poder aplicar la concepción, el modelo, el proyecto de país o de sociedad, que cada partido o político tenga en mente, que defienda y sostenga porque crea que eso es lo que conviene al país, a la sociedad”.

Desde este punto de vista, siguen presentándose ante los mexicanos como una organización que a lo largo de los años ha logrado dar forma a un cierto diseño de ese proyecto de país que requiere México, distinto a la 4T y a los partidos tradicionales, todavía un “boceto, pero ya con perfiles bastante definidos, del modelo de país que queremos o que creemos le haría bien a México, que México necesita”. La diferencia, con respecto a la oferta electoral existente, también es puesta de relieve por el máximo líder de esta organización de manera muy nítida y contundente: “tenemos un proyecto de país al que le faltan detalles, quizás correcciones, modificaciones, eso lo dirá el tiempo, pero tenemos un proyecto de país que queremos convertir en realidad como cualquiera que sea un político de buenas intenciones y, por lo tanto, tenemos que pelear el poder político”.

Y expone las limitaciones: “No somos un partido político, pero no porque no queramos serlo, no porque no entendamos la importancia de serlo, sino porque ser un partido político tampoco es una cuestión voluntarista…se trata de buscar o de ser un partido político que no haga exactamente lo mismo, que no siga el mismo modelo de otros partidos que bien vemos no le han resuelto el problema al país, porque no se identifican con el pueblo, porque no se han preocupado por darle forma a un proyecto en que se reflejen con exactitud y con profundidad, de manera completa y además, de manera realista, viable, las necesidades del pueblo, por eso es como si faltara un eslabón entre los partido políticos y el pueblo, como si fuera una cadena rota en la que falta un eslabón, ¿cuál? El proyecto político que refleje las necesidades del pueblo”.

A lo largo de casi cinco décadas, Antorcha ha sostenido que el problema principal, en México y en el mundo, es la desigualdad tan honda, lesiva y en ascenso, que provoca millones de pobres. “Queremos que no haya extremos ni de opulencia ni de miseria, que nuestro país sea más equilibrado, más igualitario, que tenga más estabilidad y paz social, pero basadas en la plena satisfacción de las necesidades populares, no basadas en leyes represivas, amenazas, el uso de la fuerza o en la manipulación y el engaño, que es lo que hacen muchos partidos, y es lo que está haciendo Morena. No es una cosa que me atreva a afirmar arbitrariamente, es que hay muchos datos, muchas maneras de sustentar esto”, sostiene.