El apoyo a la lucha de los hidalguenses es nacional

**En lugar de escuchar y atender las necesidades de la población, el gobernador parece estar envalentonado y aplicando a rajatabla el modus operandi del titular del Ejecutivo federal, que se ha dedicado a injuriar a las organizaciones sociales.


El apoyo a la lucha de los hidalguenses es nacional

La Crónica de Chihuahua
11 de junio, 20:05 pm

Por Reyes Baltazar Torres Lugo

Gran decepción resultó para los electores depositar su voto en las urnas para favorecer a un político que prometió sacar el estado de Hidalgo de la pobreza; ésa fue una de sus banderas de campaña. Atrás quedaron aquellos días en que el hoy gobernador Omar Fayad Meneses, pedía la confianza de la gente para triunfar y poder guiar los destinos del estado. Pero ¿qué importaba en ese momento si cumpliría o no las promesas de un mejor futuro para los necesitados? Lo importante era ganar la contienda electoral. Y así fue: abanderando la coalición “Un Hidalgo con rumbo” integrada por el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde Ecologista de México y el Partido Nueva Alianza, se encumbró en el poder. Pero la brújula se le perdió, y el gobierno estatal a su cargo navega sin rumbo fijo. A tal grado ha llegado el descontento de la gente con el actuar del titular del Ejecutivo estatal, que según los resultados de la última encuesta realizada por la firma Arias Consultores sobre los gobernadores peor y mejor evaluados durante marzo de 2019, el mandatario está ubicado por debajo de la media nacional, con tal sólo 27.7 por ciento de aprobación ciudadana.

Otros datos que hacen evidente la ineficacia de la administración estatal son los señalados en el Reporte Territorial de Hidalgo, presentado por José Ángel Gurría Treviño, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde se asegura que más de 50 por ciento de los hidalguenses vive en la pobreza, situación que frena el crecimiento económico. Además, dicho estudio advierte que el 74 por ciento de los trabajadores en la entidad está en el sector informal, ocupando el cuarto lugar a nivel nacional en cuanto al índice de informalidad. Al respecto, Omar Fayad Meneses admitió que las fallas ya eran del conocimiento del gobierno estatal, y que se están implementando acciones y programas para abatir los índices que afectan el desarrollo económico del estado. ¿Cuáles son esas acciones y programas, señor gobernador? ¿A quiénes van dirigidos? ¿Deben cumplir los posibles beneficiarios con alguna filiación partidista para acceder a ellos? Porque lo cierto, es que para los hidalguenses pobres, muchos de los cuales contribuyeron a llevar al gobernador a la posición que actualmente ostenta, siguen viviendo en situación de miseria.

En lugar de escuchar y atender las necesidades de la población, el gobernador parece estar envalentonado y aplicando a rajatabla el modus operandi del titular del Ejecutivo federal, que se ha dedicado a injuriar a las organizaciones sociales, cebando sus ataques principalmente en el Movimiento Antorchista Nacional, llamándole la “antorcha mundial”. Es por ello, por su cercanía con el presidente de la República, que se siente intocable y piensa que no hay fuerza capaz de hacerle cumplir los compromisos hechos con miles de hidalguenses que piden obras y servicios para sus colonias y comunidades. Si los intereses mezquinos unen a los poderosos, incluso haciendo posible que se desvanezca como por arte de magia la línea divisoria entre ser partidario del PRI, como lo es el gobernador de Hidalgo, o de Morena, como el presidente de la República, a los pobres de México los une su condición de explotados; los une las amenazas, las mentiras, las injurias, las agresiones verbales y físicas recibidas de la clase social que tiene el poder económico y político. Se equivocan Omar Fayad y sus asesores al pensar que la inconformidad social desaparecerá por decreto, no resolviendo las demandas sociales a la gente y reprimiendo a quien se atreva a manifestarse para exigir solución. Todo lo contrario, el pueblo y la historia castigarán al gobernador de Hidalgo y a todo lo que en un futuro represente.

El Movimiento Antorchista Nacional, organización que ha mejorado la vida de millones de mexicanos, denunció el día 2 de mayo en todo el país, la falta de solución y la represión de la que han sido víctimas los hidalguenses, a través de “cadenas humanas” en las plazas centrales de las capitales de los estados. Los antorchistas de Tabasco no fueron la excepción, desde muy temprano se concentraron en Plaza de Armas y posteriormente a las afueras del Congreso local, para protestar con pancartas en mano, en contra del gobierno encabezado por Omar Fayad, que está contribuyendo con su indiferencia y desprecio hacia los más necesitados, a que se agudice la pobreza en que viven los hidalguenses. Los poderosos cuentan con todos los recursos económicos a su alcance, así como los medios de comunicación para emprender campañas de lodo en contra del antorchismo; sin embargo, la organización de los pobres de México se declara lista en todo el territorio nacional, para denunciar, marchar y estar prestos a defender el derecho de todos los mexicanos a tener condiciones dignas de vida.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---