Ejecutan a empresario y a un empleado; arrojan los cuerpos en Sonora

**El empresario Raúl Nevárez Escárcega, de 62 años y su trabajador Víctor Mendoza Polanco de 55, fueron secuestrados en un negocio en Nuevo Casas Grandes.


Ejecutan a empresario y a un empleado; arrojan los cuerpos en Sonora

La Crónica de Chihuahua
18 de mayo, 21:30 pm

Nuevo Casas Grandes, Chih.- Uno de los empresarios más importantes en la región con giros en ganadería, fruticultura, transporte y otros, Raúl Nevárez Escárcega, fue ejecutado junto con uno de sus trabajadores por hombres que lo secuestraron en el estacionamiento de una negociación. Luego de asesinarlos, arrojaron los cuerpos pasando el límite del estado de Chihuahua con Sonora.

La privación de la libertad se registró alrededor del mediodía del miércoles en el estacionamiento de «El Ganadero», una negociación dedicada a la venta de insumos agropecuarios con extensión de veterinaria, ubicada en la avenida Alvaro Obregón y Belisario Domínguez en plena zona centro.

El empresario de 62 años y su trabajador Víctor Mendoza Polanco de 55, fueron secuestrados de ese lugar junto con su camioneta, lo que provocó una intensa movilización tanto de cuerpos policiacos municipales y estatales como del propio Ejército.

Familiares del empresario acudieron esa misma tarde ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para interponer su formal denuncia por desaparición.

Sin embargo, fue al filo de la medianoche de ayer que a las autoridades de la FGE de Sonora se les dio aviso que a dos kilómetros antes de llegar a la línea divisoria con el estado de Chihuahua, por la carretera que va a Janos, estaban a la orilla de la cinta asfáltica los cuerpos de dos hombres.

Serían las 3:00 de la madrugada de ayer cuando a las instancias de la FGE del Distrito Galeana con sede en Nuevo Casas Grandes, se les dio aviso del hallazgo para comprobar si no tenían en la zona denuncias de desaparición de personas.

Un grupo especial de la Policía Ministerial Investigadora de Nuevo Casas Grandes se trasladó al punto donde se hallaban aún las autoridades de Sonora llevando a cabo las últimas pesquisas, pero los cuerpos ya habían sido trasladados a la ciudad de Agua Prieta.

En el lugar se refirió que las dos personas eran del sexo masculino, uno de más de 60 años, tez blanca, complexión robusta, pelo entrecano, estatura baja; y el otro un hombre de más de 50 años, tez morena, complexión delgada y estatura alta.

Dadas las características físicas así como el tipo de vestimenta que llevaban las víctimas, las cuales fueron amordazadas con una cinta adhesiva y presentaban el tiro de gracia en la cabeza, se refirió de manera preliminar que se trataba del empresario y su empleado que horas antes habían sido privados de la libertad.

Ayer por la tarde familiares de las víctimas acudieron a aquella entidad para que les fueran entregados los cuerpos y realizar las últimas diligencias.

Se confirmó que hasta ayer la camioneta del empresario aún no era recuperada y asimismo, se desmintió que en algún momento los agresores hubieran pedido rescate alguno por la vida del empresario.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---