Ecuador: 9 años en el ojo de ataques mediáticos internacionales

**Rafael Correa: «El arma más letal creada por la humanidad: El poder mediático corrompido».


Ecuador: 9 años en el ojo de ataques mediáticos internacionales

La Crónica de Chihuahua
7 de junio, 22:23 pm

Los medios internacionales, que operan bajo intereses económicos y políticos, mantienen una campaña de desprestigio constante contra el Gobierno de Rafael Correa. EL objetivo es restablecer la hegemonía de EE.UU. en la región.

Con la llegada de la era revolucionaria en Latinoamérica, los medios internacionales han orquestado una campaña difamatoria contra los países progresistas de América Latina, que adelantan políticas sociales contrarias a las normas hegemónicas de Occidente.

Los medios de alcance global han sacado a relucir para qué fueron diseñados: desestabilizar a los gobiernos de izquierda que obstruyen los beneficios económicos a los que estaban acostumbrados los grandes empresarios, bancos y corporaciones financieras antes de la llegada de líderes progresistas.

Varios mandatarios suramericanos han advertido sobre los ataques de los medios para desprestigiar a sus gobiernos con el fin de derrocarlos y dar paso a dirigentes de derecha, alineados con el modelo neoliberal de EE.UU.

El presidente venezolano Hugo Chávez alertó sobre esto en repetidas ocasiones y en 2012 la amenaza mediática se materializó con un golpe de Estado transmitido en vivo y enmarcado dentro de las mentiras de medios nacionales e internacionales. En la actualidad, la arremetida continúa contra el mandatario Nicolás Maduro.

La campaña mediática también ha sido usada en Ecuador desde la llegada de Rafael Correa en 2007, por sus políticas “desafiantes” a la hegemonía estadounidense. El presidente ha denunciado un ataque sistematizado por parte de los medios y las redes sociales.

En 2015, durante una reunión con periodistas, Correa preguntó: “¿Creen ustedes realmente que las difíciles situaciones que ha enfrentado Dilma Rousseff en Brasil, Nicolás Maduro en Venezuela, Michelle Bachelet en Chile, Cristina Fernández en Argentina y las dificultades que Evo Morales ha tenido en Bolivia antes de alcanzar una abrumadora mayoría, son todas accidentales? Todas estas personas encabezan gobiernos de izquierda… Nada de esto ocurre con los líderes derechistas".

El objetivo: acabar con la integración latinoamericana

La escritora y periodista argentina, Stella Calloni, explica que Estados Unidos (EE.UU.) necesita una América Latina «disciplinada» y sumisa hacia sus intereses políticos y económicos. Para ello, ha emprendido una campaña mediática que le devuelva la hegemonía y el liderazgo que mantenía en los países suramericanos.

No es casual que la atención que recibe Latinoamérica de los grandes medios internacionales inició cuando el modelo capitalista neoliberal comenzó a ser enfrentado en algunos países que decidieron seguir un camino distinto: el de los cambios sociales y la integración regional.

Venezuela, Bolivia, Brasil, Argentina y Ecuador, son algunos de los países que se convirtieron en blanco de los ataques cuando líderes progresistas, que fueron elegidos por el voto popular, se opusieron a subordinarse a EE.UU. y apostaron por la integración regional, mediante organismos como Unasur, ALBA, Mercosur y Petrocaribe.

Para el analista Beto Almeida, estos ataques son una tentativa de impedir los procesos de cambios sociales. “Es una ola conservadora internacional. Tiene el apoyo de EE.UU., de las transnacionales petroleras”.

Almeida considera que EE.UU. ve como una amenaza que "Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela están construyendo otra manera de dibujar un futuro histórico en América Latina en solidaridad y cooperación. Esos ataques intentan impedir la continuidad de la integración latinoamericana”.

Campaña de desprestigio contra Ecuador

Ecuador ha sido uno de los países que ha recibido más ataques mediáticos internacionales, sobre todo desde EE.UU., para desprestigiar la Revolución Ciudadana del presidente Rafael Correa.

Son varios los factores que han ocasionado la guerra mediática contra esa nación: su posición geográfica estratégica; el puerto de Manta y el cierre de la base militar estadounidense; la ley de redistribución de la riqueza; la denuncia del crimen ecológico de Chevron; y la ayuda otorgada a Julian Assange y Edward Snowden, quienes revelaron el espionaje mundial de EE.UU.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---