Drogadicción y prostitución acechan a las tarahumaras en la capital

**Sucede en el principal asentamiento rarámuri de la capital de Chihuahua, «ampliamente» atendido por la Iglesia católica y por autoridades de Desarrollo Social del Estado: Denuncian vecinos a hombre mayor que les surte la droga y les cobra el favor.


Drogadicción y prostitución acechan a las tarahumaras en la capital

La Crónica de Chihuahua
13 de junio, 10:22 am

Chihuahua, Chih.- Vecinos de la colonia Martín López denunciaron un severo problema de drogadicción y prostitución que se da en un punto entre la calle 16 de septiembre y el denominado “Puente de los Indios”, donde dijeron que un adulto, al que conocen como “Chabelo”, les da alcohol y pintura en aerosol a las jovencitas tarahumaras, quienes después entran a su casa ’para pagarle el favor’.

Los colonos dijeron que un grupo de jóvenes tarahumaras se reúnen en una casa con un hombre de avanzada edad.

Las víctimas viven en El Oasis, que es el principal asentamiento rarámuri de la capital de Chihuahua, «ampliamente» atendido por la Iglesia católica y por autoridades de Desarrollo Social del Estado con aparentemente muchos programas sociales de apoyo y despensas, etc. La marginación, sin embargo, el aislamiento, la falta de educación, la falta de cohesión social, de proyectos de educación, la falta de empleos, hacen que estas personas pierdan paulatinamente su sentido de pertenencia a su etnia, a sus tierras ancestrales y a sus costumbres.

Ahí se sabe que consumen alcohol y se drogan con los botes de pintura. “Jovencitas de 14, 15 y 16 años reciben su lata de ’spray’ para inhalar, a cambio de sostener relaciones con el hombre que los mantiene en esas condiciones”, aseguraron los vecinos.

Agregaron que esa persona acude muy seguido a los centros comerciales que están por la zona y compra la pintura en aerosol, acto que es conocido por los guardias de seguridad de las tiendas debido a que él alardea con ellos diciéndoles que las menores “le dan lo que quiere” si les proporciona el inhalante.

Esta situación, aseguraron, se ha reportado en varias ocasiones a la Policía Municipal y sí han acudido, pero solo espantan a los menores sin que se resuelva el problema.

Los denunciantes destacaron que el domingo pasado una de las muchachas fue golpeada por un hombre en ese lugar, pero los policías que llegaron les indicaron que no podían hacer nada “porque a ellos les gusta vivir así”.

“Las menores acuden a la casa para drogarse y lo hacen frente a sus niños; incluso embarazadas se han visto salir de la vivienda”, lamentaron.

Por su parte la Dirección de Seguridad Pública informó que en El Oasis Tarahumara de la colonia en mención se han hecho posadas y convivencias deportivas con los jóvenes.

En cuanto a la escuela que se encuentra dentro, llevaron el programa DARE para los grupos de primero a sexto grado. En lo que respecta al caso de drogadicción y posible psotitución, dijeron que desconocen la situación que se da en la zona.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---