Drenaje y laguna de oxidación para ejidos San Felipe y Zaragoza, en Jiménez

**El proyecto fue promovido por ejidatarios de Zaragoza, quienes lograron que se etiquetaran los recursos para la ejecución de la obra, y ahora sólo falta que la Junta Central de Agua y Saneamiento arranque los trabajos, para beneficio de 300 familias.


Drenaje y laguna de oxidación para ejidos San Felipe y Zaragoza, en Jiménez

La Crónica de Chihuahua
29 de junio, 11:14 am

Jiménez, Chihuahua.- El grupo organizado del Ejido Zaragoza logró, gracias a una atinada y tesonera gestión, que se proyectara, primero, y que luego se le asignaran recursos, a la completa rehabilitación de la red de drenaje y, como complemento necesario, la construcción de una laguna de oxidación para el tratamiento de las aguas negras.

El viejo drenaje del Ejido Zaragoza, que tiene su descarga hacia una hondonada, se encuentra colapsado en la actualidad, porque los viejos tubos de barro de la red recolectora están ya quebrados e inservibles. Acá, los ejidatarios han tenido siempre el anhelo de una nueva red, porque las molestias que producen las descargas domiciliarias son múltiples: desde las fugas en las calles, con apestosos encharcamientos, y el foco de infección constante, hasta niños enfermos del estómago y de la piel.

“Con esta obra tan importante se van a ver beneficiados todos los habitantes de Zaragoza, pero incluso los del Ejido San Felipe, en total unas 300 familias”, informó María del Carmen Ramos, representante del Movimiento Antorchista en el municipio de Jiménez. “El proyecto fue promovido por ejidatarios de Zaragoza, quienes lograron que se etiquetaran los recursos para la ejecución de la obra, y ahora sólo falta que la Junta Central de Agua y Saneamiento, arranque los trabajos”, agregó.

Recientemente, los campesinos entregaron los dos últimos requisitos previos a que inicien las labores: un croquis del lugar donde va a quedar la laguna de oxidación, y copia del acuerdo que tomaron entre los ejidatarios y el particular que está haciendo la donación del terreno.

Hay mucha expectación en los dos ejidos, y la gente está contenta, porque se concretó un logro, una conquista, de esas que sólo se obtienen a partir de que los hombres y las mujeres se deciden a organizarse y a luchar por mejorar sus condiciones de vida. “Acá esperamos que los logros se multipliquen, que los compañeros continúen unidos y que se vaya remontando la situación de marginación de nuestros campesinos”, concluyó la lideresa.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---