Disolvió Rajoy el gobierno y parlamento de Cataluña

**Rajoy confirmó el cese del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, del vicepresidente y de todos los consejeros del gobierno catalán.


Disolvió Rajoy el gobierno y parlamento de Cataluña

La Crónica de Chihuahua
Octubre de 2017, 14:00 pm

El presidente español, Mariano Rajoy, disolvió este viernes el parlamento catalán, confirmó la destitución del presidente autonómico Carles Puigdemont y anunció la convocatoria de elecciones anticipadas en esta comunidad para el próximo 21 de diciembre.

Tras el consejo de ministros extraordinario que aprobó la puesta en marcha de las primeras medidas a aplicar en Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución, Rajoy justificó esta decisión al considerar que es «urgente devolver la voz a los ciudadanos catalanes para que decidan su futuro».

«Son las urnas, las de verdad», las que tienen que establecer «los controles y garantías y las que pueden sentar las bases de la necesaria recuperación de la convivencia entre catalanes», añadió el mandatario, por lo que defendió la convocatoria de elecciones «libres, limpias y legales, que puedan restaurar la democracia en la comunidad autónoma».

Rajoy confirmó el cese del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, del vicepresidente y de todos los consejeros del gobierno catalán.

También anunció el cese del director general de la policía autonómica (conocida como Mossos D´Esquadra), Pere Soler, y el cierre de las delegaciones del gobierno catalán en el extranjero, con la excepción de Bruselas, en Bélgica.

«Respondemos a unas decisiones que pretenden imponer un secuestro inadmisible a los catalanes y el hurto de una parte de su territorio a los españoles», dijo.

Rajoy confirmó también que el consejo de ministros aprobó la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional para que anule la resolución del Parlamento de Cataluña destinada a iniciar el proceso para «constituir una República catalana como Estado independiente» de España.

Aprobación en el Senado

Horas antes, este paquete de medidas extraordinarias recibió el voto favorable en el Senado español de 214 representantes, mientras que 47 votaron en contra y uno se abstuvo.

Según explicó en ese momento el propio presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, la autorización para disolver el Parlamento catalán tendría como objetivo permitirle convocar a elecciones en la región «en un plazo máximo de seis meses».

Cuando compareció ante el Senado para solicitar la aprobación de las medidas, tomadas al amparo de artículo 155 de la Constitución española, el mandatario aseguró que su intención es celebrar las elecciones «lo más pronto posible».

«El Estado reaccionará y estaremos a la altura de las circunstancias»: Rajoy ante el desafío de la independencia de Cataluña.

La Cámara Alta también le dio a Rajoy autorización para proceder al cese del presidente de la Generalitat de Cataluña (Carles Puigdemont), del vicepresidente (Oriol Junqueras) y de los consejeros que integran su gobierno.

Según la disposición, el ejercicio de dichas funciones corresponderá «a los órganos o autoridades que a tal efecto cree o designe el gobierno de la Nación».

Las medidas limitan además las competencias del Parlamento catalán, pues su presidente ya no podrá proponer candidato a la presidencia de la Generalitat y su plenario no podrá celebrar debate ni votación de investidura.

El presidente catalán hizo una llamada a los ciudadanos para «mantener el pulso del país».

«El gobierno tomará las medidas que corresponda, esta misma tarde, para recuperar la legalidad. Les digo a todos los catalanes que las cosas se harán bien, con mesura y eficacia», prometió Rajoy.

Del referéndum a la peor crisis

En el último mes el gobierno español y el catalán han ido tomando decisiones que derivaron en lo que hoy es la peor crisis política que vive el país ibérico en cuatro décadas.

La situación estalló con la convocatoria a un referéndum sobre la independencia que se celebró el pasado 1 de octubre.

La votación fue declarada ilegal por el Tribunal Constitucional y los intentos de la Guardia Civil por impedir el sufragio y hacerse con las urnas produjeron escenas de violencia.

Según el presidente catalán, Carles Puigdemont, el Parlamento cumplió con el «mandato» del referendo.

Según cifras de las autoridades catalanas, cerca de 2,3 millones de ciudadanos (aproximadamente un 30% de la población) votaron en el referéndum, con un 90% de ellos expresándose a favor de la independencia de la Cataluña.

Fue amparado en ese mandato que el Parlamento catalán aprobó el inicio del proceso con el que quiere convertir a Cataluña en una república independiente.

La moción, aprobada con 70 votos a favor, 10 en contra y 2 en blanco (53 diputados abandonaron el recinto antes de la votación), insta al gobierno autonómico a tomar las medidas necesarias para la entrada en vigor de la llamada «Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República».

Dicha ley, aprobada por el Parlamento catalán en septiembre, fue declarada ilegal por el Tribunal Constitucional español.

Tras la votación de este viernes, Puigdemont hizo una llamada a los ciudadanos para «mantener el pulso del país».

En un breve discurso, el líder catalán pidió los ciudadanos y a los cargos electos que «continúen fortaleciendo las bases» de «una sociedad que siempre respondió pacíficamente y cívicamente».

Según cálculos de la Guardia Urbana, en la puerta de la sede del gobierno regional unas 6.000 personas se reunieron en un ambiente festivo con banderas independentistas, conocidas como «esteladas», y carteles a favor de la separación.

Reacciones

La Unión Europea (UE), partidaria de evitar secesionismos en el bloque, aseguró que «España se mantiene como único interlocutor».

«Para la UE nada cambia», escribió en Twitter el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, agregando: «Espero que el gobierno español favorezca el uso de la razón y no de la fuerza».

El presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, aseguró también vía Twitter:
EP President Tajani ✔@EP_President
4)Nadie en la Unión Europea va a reconocer esa declaración.

Final de la publicación de Twitter número de @EP_President
Los líderes de varios países que integran la UE (como Francia, Alemania y Reino Unido) también se expresaron en favor del gobierno de Rajoy y del respeto del orden constitucional.

A su vez, la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, afirmó en un comunicado: «Cataluña es una parte integral de España, y EE.UU. apoya las medidas constitucionales del gobierno español para mantener a España fuerte y unida».

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, incitó a «buscar soluciones dentro del marco de la Constitución española».

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---