Discrimina el Municipio a antorchistas en la entrega de despensas, en Chihuahua

**A personas de la etnia rarámuri, originarias de la Sierra que viven en la capital porque vienen huyendo de la violencia y del hambre, se les negó el apoyo porque sus credenciales de elector son de otros municipios, y los funcionarios no entraron en razón.


Discrimina el Municipio a antorchistas en la entrega de despensas, en Chihuahua

La Crónica de Chihuahua
Octubre de 2017, 15:00 pm

**Cuando a algunas personas las identificaron como integrantes de los “comités” que promueve el PAN, les cuestionaban indignados los funcionarios: “¿Es usted de Antorcha?”, como si siendo de un comité no pudiera o no debiera tener el criterio político de pertenecer a la organización de su preferencia, como se lo permiten las garantías individuales de la Constitución.

Chihuahua, Chih.- La proyectada entrega de 870 despensas para familias antorchistas en la ciudad de Chihuahua se suspendió porque entre los funcionarios encargados de ejecutarla, surgieron diferencias de criterio: mientras que unos exigían que cada beneficiario estuviera físicamente en el lugar, otros quisieron usar el criterio que ya ha aplicado la propia alcaldesa en otras ocasiones, de que se entregaran a los comités de vecinos, y éstos a su vez convocaran a reuniones en cada colonia y grupo.

Y en efecto, recordaron que el 1 de diciembre del 2016, la presidenta municipal, María Eugenia Campos Galván, entregó vales para despensas y cobijas en el arranque del programa “Todos somos Chihuahua contra el frío”, a representantes de las colonias El Palmar, Riberas de Sacramento, de algunos asentamientos indígenas y de las secciones de Cáritas y del Comedor La Divina Providencia. Fue la propia alcaldesa la que encargó a los representantes que se entregara puntualmente ese apoyo. (La nota se puede consultar en la página Web del Municipio con el link: http://www.municipiochihuahua.gob.mx/Prensa/Noticia/6627).

El resultado fue que a la mitad de la discusión, el camión con el apoyo alimentario fue retirado, habiéndose entregado solamente algunas trescientas despensas. El resto se regresó a las bodegas, y en el ánimo de la gente quedó la negativa tajante de la funcionaria encargada de formar los comités vecinales de la Presidencia, Mirna Rivas, de que no se puede hacer la entrega en cuatro puntos de la ciudad, como lo proponía Antorcha.

“Es que nosotros venimos de la colonia Revolución”, dijo una dirigente de grupo. Otros llegaron de Riberas, en el extremo norte; del Cerro de la Cruz en el poniente, de la Renovación, del Porvenir también en el norte, entre algunas otras colonias lejanas, porque la concentración para la entrega de despensas se dispuso en Vistas del Cerro Grande, en el sur de la ciudad. A personas de la etnia rarámuri, originarias de la Sierra pero que viven en la capital porque vienen huyendo de la violencia y del hambre, se les negó el apoyo porque sus credenciales de elector son de otros municipios, y nadie pudo hacer entrar en razón a los intransigentes repartidores de despensas, de que esas personas traían comprobantes de domicilio de Chihuahua. Nada les importó tampoco que la gente estuviera trabajando, que viviera lejos, que no hubiera tenido dinero para tomar dos camiones de ida y dos de venida de a 9 pesos cada uno, o que no tuvieran gasolina para su vehículo.

El enojo de los funcionarios que decidieron suspender la entrega de apoyos alimentarios, fue porque algunos de los beneficiados pertenecen al Club del Abuelo en algunas colonias o porque a algunas personas las reconocieron como integrantes de los “comités” que promueve el PAN: “¿Es usted de Antorcha?”, les preguntaban indignados, como si el integrante de un comité no pudiera o no debiera tener el criterio político de pertenecer a la organización de su preferencia, como se lo permite el articulado de las garantías constitucionales.

“Por qué a unos sí les dan las despensas en paquete, o sea, a representantes que las van a dar más delante al beneficiario final, y más en concreto ¿por qué sí se las entregan a los comités que promueve y forma la misma Presidencia Municipal, y por qué a Antorcha no?”

“¿Por qué hacen esa discriminación? Que recuerden nada más los funcionarios, que están manejando recursos públicos, que son por definición dinero propiedad del pueblo, y que recuerden que hay leyes que castigan a quienes hacen un manejo partidista de esos recursos, así como también hay leyes que castigan la discriminación por raza, por sexo y por preferencias políticas”, señaló al respecto la líder antorchista del Seccional Centro, Pilar Muñoz Márquez.

Y es que el asunto de las despensas a los más necesitados es sólo uno de los puntos del pliego petitorio que entregaron en Chihuahua por escrito y de manera formal desde el mes de octubre de 2016, los antorchistas del municipio.

“Habría, en estricta justicia hay, cientos y hasta miles de peticiones por parte de los ciudadanos, para satisfacer necesidades en lo que toca a obras públicas y a servicios y apoyos de tipo social, pero el pliego petitorio que nosotros entregamos hace ya más de un año, fue un pliego petitorio muy recortado, porque tuvimos la sensibilidad de priorizar las solicitudes al mínimo, ya que tomamos en cuenta que el municipio fue recibido con una grave falta de recursos”, explicó Muñoz Márquez. El pliego de peticiones para las 63 colonias que nosotros representamos, dijo, abarca acciones de mejoramiento a la vivienda, pavimentación de calles, obras de electrificación, de agua potable, y de eso, nada más el 1 por ciento es lo que ha resuelto el Ayuntamiento, “y con muchas restricciones”.

Recordó Pilar Muñoz que entonces, el lunes 23 de octubre, un contingente representativo de los antorchistas de la capital, acudirán a manifestarse en la explanada del Palacio Municipal, para exigir que se resuelvan las demandas de una parte importante de los pobres de Chihuahua.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---