Directivos y sus familiares arrebatan vacunas a médicos y enfermeras

**Residentes médicos acusan influyentismo en vacunación: "no somos su prioridad".


Directivos y sus familiares arrebatan vacunas a médicos y enfermeras

La Crónica de Chihuahua
1ro de enero, 13:43 pm

Nurit Martínez/ El Sol de México

Investigan a José Rogel Romero por haber usado su cargo de directivo para que vacunaran a familiares

Mientras que la esposa y una hija del director del Centro Médico Licenciado Adolfo López Mateos, en el Estado de México, José Rogel Romero, recibían las primeras dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra Covid-19, Gabriel Arturo Ramos Martínez, residente del quinto año de neurocirugía, se encontraba en el área de hospitalización luchando por sobrevivir al contagio, hasta que el martes perdió la vida.

Gabriel es uno de los dos mil 397 integrantes del personal médico que ha muerto en México combatiendo la pandemia y por ello los residentes de medicina de los hospitales públicos del país exigen que en la vacunación se priorice de verdad a quienes atienden a pacientes con coronavirus, y no a quienes tienen influencias.

Amparo Vera, representante de la Asamblea Nacional de Médicos Residentes, afirma que lo que actualmente se vive es “una receta perfecta para el caos, en donde falla la logística interna para determinar quiénes se vacunan y la logística externa para identificar a quienes se debe vacunar”.

En redes sociales y bajo el hashtag #VacunaParaTodosLosResidentes, los dirigentes de esta agrupación, que aglutina a médicos especialistas en formación de 20 entidades, exigieron recibir la vacuna contra Covid-19 como médicos que están en la primera línea de atención.

En el Hospital General de México, los residentes describen que en el servicio de Medicina Interna hay 48 de ellos que se exponen día a día al virus, cubriendo tres áreas, “de los cuales ninguno fuimos vacunados a la llegada de la vacuna, vacunando incluso a personal que no labora en áreas Covid. Es pura lógica, señores directivos. Nos tienen en primera línea y no somos su prioridad de vacunación. Tremenda tontería e irresponsabilidad (sic)”.

Las denuncias son diversas, entre ellas de médicos a quienes ya les dio Covid-19 y a quienes en el orden de vacunación les indicaron que será hasta que finalice febrero cuando reciban la dosis.

Vera afirma que sus colegas han denunciado por diversos medios cómo en hospitales e institutos de salud el personal administrativo, en particular, se ha saltado la línea de prioridad establecida por el Gobierno. Las denuncias han provenido del Hospital General, de la sede del IMSS en el Siglo XXI y de hospitales del Estado de México.