Destronó San Judas Tadeo a San Cristóbal

**El santo «de las causas difíciles y desesperadas» es ahora, también, el patrono de viajeros y transportistas, ante la caída en gracia de Cristóbal, quien dejó de ser santo. (FOTO: FROILÁN MEZA)


Destronó San Judas Tadeo a San Cristóbal

La Crónica de Chihuahua
Enero de 2012, 19:29 pm

Por Froilán Meza Rivera

Chihuahua, Chih.- La devoción hacia San Judas Tadeo, el santo de «Las causas difíciles y desesperadas», que hasta hace apenas 28 años se limitaba a pequeñas capillas marginales, experimenta en estos momentos un explosivo crecimiento.

A tal grado ha llegado la adoración de la figura del Santo Apóstol, que en la práctica ya desplazó incluso a San Cristóbal, tradicional patrono de los viajeros, transportistas y camioneros, quienes en el transcurso de apenas dos décadas cambiaron al destinatario de sus oraciones.

Hoy en día, las capillas dedicadas a San Judas alcanzan ya la docena en la ciudad de Chihuahua, mientras que San Cristóbal cuenta con sólo una, la del kilómetro 5 en las Curvas del Perico. Pero incluso esta última, es confundida con mucha frecuencia con la de San Judas Tadeo, y no son pocas las personas que van a depositar ofrendas con San Cristóbal pensando que lo hacen con el apóstol.

Es domingo, y desde temprano, varios contingentes familiares, que incluyen con frecuencia a niños pequeños, realizan el viaje a pie desde la Puerta de Chihuahua hasta la capilla de San Judas en el pequeño caserío de Tomás García. A las seis o siete de la mañana, los Peregrinos se protegen del sol que seguramente los calcinaría horas más tarde en los días del verano inclemente.

A pie, porque así son las reglas.

A pie porque así se retribuye la intercesión del santo en el alivio de un ser querido. Y porque así se le «paga» la gracia de haber intervenido en favor de la gente desesperada y agobiada.

Van caminando a la orilla de la carretera, dirección sur, y su recorrido es con frecuencia más largo que los 15 kilómetros que hay de la Puerta a la capilla, porque mucha gente inicia el peregrinaje en la orilla de Ranchería Juárez, desde donde son un poco más de 18 kilómetros de caminata.

El templo de San Judas en Tomás García es el más concurrido y el más famoso de esta comarca, y éste junto con la capilla que se encuentra en el kilómetro 78 de la carretera a Juárez, son los únicos dos que están bajo la jurisdicción de la Diócesis de Chihuahua.

El resto de las capillas del Tadeo son privadas y están bajo el cuidado de personas particulares que les dan mantenimiento y que administran las limosnas que dejan los fieles.

Ángel Pérez Cázares, quien tiene en San Judas el negocio de la venta de artículos religiosos y curiosidades, recuerda que «hace como 25 años, una pareja de habitantes de Tomás García, empezó a atender la vieja capilla de San Judas, que estaba a un lado de la carretera».

La ubicación actual de la capilla, más alejada de la carretera, se decidió con la construcción del segundo cuerpo de la autopista en la década de los años noventa.

Desde entonces, el florecimiento de la capilla es evidente, y la bonanza toca también al grupo de comerciantes que tiene sede aquí toda la semana, así como a los que tienen puestos de comida, de helados, de dulces, curiosidades, etcétera, que se ponen el fin de semana.

SAN CRISTÓBAL

Otra muy diferente fue la suerte de la capillita de San Cristóbal, que se construyó en las Curvas del Perico en la primera mitad del siglo XX.

Hay una inscripción en el piso de cemento, del 20 de junio de 1958, pero según el señor del puesto de medallitas y frituras, don Gilberto Sánchez Aguirre, la capilla es muy anterior a esa fecha.

«Nunca viene un padre, aquí nunca se ofician misas, ni se hace ninguna ceremonia», se queja don Gilberto.

Fue apenas en 1993 cuando la familia de Félix Flores se encargó de reconstruir San Cristóbal, y el matrimonio se vino a vivir en la casa contigua, desde donde vigilan y dan mantenimiento a las instalaciones del Santo.


1 comentario del lector.

---ooOoo---

  • Muy buen artículo, pero en el texto hay un error, y es donde dice que «A tal grado ha llegado la adoración de la figura del Santo Apóstol...» y no es cierto, sólo los ignorantes o animistas «adoran» las imágenes y eso es causa de ataques por parte de las sectas a la feligresía católica. Las imágenes no tienen ningún valor, sólo es el respeto para la figura por representar a un santo. Es como si alguien le diera poderes extraordinarios a la foto de su padre, madre o algún otro ser querido y hasta un dios quisiera hacer de esa foto, como analogía. Sería mejor que le dieran una pulida a su redacción antes de publicarla, para que entonces, sí estén informando la verdad. Gracias

    Responder a este mensaje