Denuncian retención ilegal de 95 extranjeros en Janos

**Los indocumentados fueron arrestados en carreteras y aeropuertos de la entidad y confinados a ese centro migratorio donde el viernes pasado se les dio comida contaminada, lo que les provocó diarrea.


Denuncian retención ilegal de 95 extranjeros en Janos

La Crónica de Chihuahua
28 de julio, 09:22 am

Blanca Elizabeth Carmona/
El Diario

Ciudad Juárez, Chih.- 95 extranjeros permanecen detenidos en la Estación Migratorio de Janos en espera de que México les otorgue el refugio, algunos de ellos llevan más de seis meses y otros 28 días, situación que es irregular y violatoria a derechos humanos, denunció el abogado Jorge Vázquez Campbel quien lleva la defensa de 15 de ellos y ya interpuso ocho juicios de amparo solicitando la libertad y el derecho al libre tránsito en México.

El litigante dijo que los indocumentados -provenientes de Guatemala, Honduras, Nicaragua, Venezuela y Cuba- fueron arrestados en carreteras y aeropuertos de la entidad y posteriormente confinados a ese centro migratorio donde el viernes pasado se les dio comida contaminada, lo que provocó una afectación a la salud de todos, principalmente diarrea.

“La ley de refugiados determina que después de 45 días si la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) que depende de Gobernación, no resuelve su situación como refugiados, los tienen que liberar sin fianza y sin ningún requisito y darles residencia temporal con autorización de empleo. A estas personas no se les ha concedido ese beneficio, arguyendo que Comar no ha emitido una resolución en ese sentido”, declaró Vázquez.

El entrevistado dijo que en la Estación Migratoria de Janos no cuentan con abogado ni médicos y una de sus representadas, Yusmari Echazabel Guzmán, padece epilepsia y no ha sido medicada. Cuando convulsiona lo único que le dan son aspirinas.

“A Yusmari le negaron el derecho de salir por razones humanitaria… ayer (el viernes) les dieron comida contaminada y no hay médico ni medicinas… pedimos la liberación de todos algunos tienen seis meses y mis representados 28 días”, denunció.

Vázquez Campbell explicó que la Ley de Migración de México y la Convención de Derechos Humanos de Costa Rica protegen a quienes huyen de su país de origen por sufrir guerra, hambre, violencia y otras situaciones graves.

La ley mexicana contempla que al ser asegurado un extranjero se le entregue la “Solicitud de Reconocimiento de la Condición de Refugiado” y que en un plazo máximo de 45 días la Comar emita una resolución; el proceso no es gratuito tiene un costo que va de los 15 mil a 20 mil pesos por persona e incluye dos entrevista, la primera para conocer el estado de salud del solicitante y la segunda para que explique las razones por las qué pide el refugio, indicó el abogado.

Pero debido a que el Gobierno federal no cuenta con personal ni recursos –incluso carece de papel e internet- y no le ha dado tramite a las solicitudes de refugio. Por lo que se procedió al recurso de amparo en el que se pide la libertad de los extranjeros detenidos con base al Artículo 1 de la Constitución Mexicana, para que puedan transitar libremente en el país

“El juez Séptimo de Distrito sistemáticamente se está negando a otorgarles la libertad en cambio el juez Sexto de Distrito inmediatamente les da el derecho a la libertad. Lo irregular es que ahora a todos los refugiados los están canalizando al Séptimo siendo que cada amparo que se presenta debe ir a un juzgado diferente y aquí ya les pusieron un embudo, eso nos da idea de que es alguna orden de frenar o lastimar a los refugiados poniendo a un juez que también está obstaculizando la libertad… el juez argumenta que la Ley de Amparo no le da derecho a liberarlos, lo que es falso”, dijo Vázquez.

El especialista agregó que la mayoría de los extranjeros no tienen el recurso económico para solventar la petición de refugio ni los amparos. A excepción de los cubanos, quienes reciben el apoyo de sus familias y de organizaciones que radican en Estados Unidos pero aun así su situación es grave porque aseguró existe corrupción en el Instituto Nacional de Migración (INAMI) y los indocumentados se les está obligando a ser recibidos en la Casa del Migrante, donde ya no hay espacio, aunado a que para obtener el asilo en Estados Unidos no deben haber recibido esa protección en México.

El Diario trató de solicitar una postura oficial por parte del delegado del INAMI, Héctor Padilla Delgado, pero no hubo respuesta y desde la semana pasada la dependencia no tiene vocero en Ciudad Juárez.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---