Crujen las finanzas de Santa Lucía… se mantiene con aportaciones federales

**El AIFA está sumergido en una crisis financiera: sus pasivos se incrementaron, hasta junio, a más de 231 millones de pesos por las deudas con proveedores, la baja operación de la terminal y la escasa utilización de sus espacios comerciales.


Crujen las finanzas de Santa Lucía… se mantiene con aportaciones federales

La Crónica de Chihuahua
17 de octubre, 13:24 pm

Claudia Villegas/
Proceso

Los primeros meses de operación del AIFA han sido de crisis financiera: sus pasivos se incrementaron, hasta el pasado junio, a más de 231 millones de pesos por las deudas con proveedores, la baja operación de la terminal y la escasa utilización de sus espacios comerciales. Así, la operación de las instalaciones de Santa Lucía se mantiene gracias a subsidios de las secretarías de Hacienda y de la Defensa.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) cumplió sus primeros meses de operación en medio de un incremento de sus pasivos derivado de las deudas con sus proveedores, la escasa operación de sus pistas, la baja utilización de sus espacios comerciales y los pocos servicios para la operación en tierra de las aeronaves, revelan sus estados financieros a junio de este año.

El Informe Interno de Gestión del AIFA, con fecha de 30 de junio, revela que al cierre de ese mes el pasivo del aeropuerto se ubicó en 231 millones 813 mil 812 pesos, mientras que su operación está siendo subsidiada por aportaciones presupuestales desde las Secretarías de Hacienda y la de la Defensa Nacional (Sedena).

“La variación de $231,813,812.96 pesos que equivale al 100% respecto al mismo periodo del ejercicio fiscal anterior deriva principalmente de la falta de operaciones en 2021 y la puesta en marcha en sus operaciones del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, SA de CV, el rubro más representativo de la variación en el activo es Otros Activos No Circulantes, que es donde se encuentran registrados los actos jurídicos (contratos) con proveedores y acreedores”, establece el documento sobre la operación del AIFA al que Proceso tuvo acceso.

Durante este periodo, el Informe de Gestión también da cuenta de las “aportaciones y donaciones de capital” realizadas por el gobierno federal a junio, por un total de 21 millones 984 mil 338 pesos.

Sin embargo, el saldo de todas las aportaciones, transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas suma 373 millones 370 mil 317 pesos, mientras que los ingresos por Tarifa de Uso de Aeropuertos sólo registran un saldo de 11 millones 532 mil 288.9 pesos, y los ingresos por servicios aeroportuarios suman apenas 4 millones 127 mil 965.8 pesos.

En el rubro de servicios comerciales, el monto logrado hasta ahora es de 425 mil 706 pesos.

Al cierre de junio, los estados financieros del AIFA revelan, según expertos en auditoría y contabilidad, que no cuenta con liquidez y que sus disposiciones de efectivo se basan en el dinero asignado o recibido desde la Federación. De hecho, indicaron que sus pasivos circulantes duplican a su activo circulante. El estado financiero del AIFA, con cifras entre el 1 de enero y el 30 de junio, revela que el total de sus pasivos, por 231 millones 813 mil pesos, están documentados en el corto plazo.

En noviembre de 2021, según el Informe de Gestión del AIFA a junio de 2022, el presupuesto asignado por la Secretaría de Hacienda en el Presupuesto de Egresos de la Federación del año fiscal 2022 para este proyecto fue de 419.4 millones de pesos, considerando el presupuesto de “Servicios Personales”. Sin embargo, en marzo de 2022 se registró una adecuación de transferencia de recursos de la Sedena a la sociedad anónima que controla al AIFA con la finalidad de cubrir las “necesidades reales”. De esta forma, el presupuesto modificado para el AIFA ascendió a mil 370 millones 399 mil 999 pesos.