Crímenes impunes y agresiones contra el Movimiento Antorchista

Por Omar Carreón Abud


Crímenes impunes y agresiones contra el Movimiento Antorchista

La Crónica de Chihuahua
Diciembre de 2017, 22:18 pm

(Omar Carreón Abud es ingeniero Agrónomo y luchador social en el estado de Michoacán. Articulista , conferencista y autor del libro: Reivindicar la verdad.)

Invito respetuosamente al amable lector a que no tome el título de este trabajo como un recurso publicitario, al menos, no sin antes valorar nuestras razones y argumentos. Tómese la molestia, digamos, de escuchar y, luego, juzgue y sentencie como mejor le dicte su capacidad y sus intereses; creo que es la idea con la que muchos leemos. Comienzo. El Movimiento Antorchista Nacional es una organización del pueblo mexicano, se puede estar de acuerdo con ella o no estarlo, pero ante las multitudes que se han estado reuniendo en el pasado reciente en las 32 entidades federativas, es muy difícil negar que agrupa y representa a una buena parte del pueblo mexicano. El Movimiento Antorchista es una organización absolutamente legal: se ha organizado y existe al amparo de lo establecido por los visionarios constituyentes, particularmente, me refiero a las garantías sociales establecidas en los artículos Octavo y Noveno de la Carta Magna que hablan claramente de la organización libre de los ciudadanos. El Movimiento Antorchista no comete delitos ni hace apología de ellos, es cierto que sus enemigos le atribuyen delitos de todo tipo, exagerada y absurdamente, pero nunca se ha podido demostrar ante ningún tribunal competente que la organización se dedique a delinquir, todo ha sido y sigue siendo, guerra sucia.

El Movimiento Antorchista lucha legalmente, pues, en contra de la pobreza en nuestro país. Su método es muy sencillo y comprensible: lleva, acerca, conquista los programas de política social que tienen los gobiernos de los tres niveles a la gente que los necesita y reclama y, en su tarea principal -ruego disculpen la franqueza- ha sido exitosísimo, son ya centenares de miles las demandas que ha ganado para la gente: aguas potables, drenajes, electrificaciones, espacios para venta, (o sea, empleo, en un país en el que más del 55% de la PEA tiene que ejercer el empleo informal), centros de salud, lotes para vivienda, aulas, escuelas, pavimentos, unidades deportivas, etc., la lista y la variedad es casi interminable. Poblaciones completas como Huitzilan de Serdán en Puebla y ciudades como Iztapaluca y Chimalhuacán en el estado de México, se han transformado por completo con el sencillo pero eficaz método antorchista. Pero no sólo eso; el Movimiento Antorchista supo a tiempo que los mexicanos no sólo tienen necesidades materiales, tienen también necesidades espirituales, supo que la cultura en todos sus formas es parte de la felicidad y se dio a la tarea de promover la cultura y el deporte entre y con el pueblo y, con los años –también aquí lo digo con temor a que se piense que exagero- Antorcha se ha convertido en una potencia cultural única y en un magnífico promotor del deporte nacional.

Todo esto son hechos perfectamente comprobables por cualquiera que se tome la molestia de investigarlo seriamente. También es un hecho igualmente comprobable, que las autoridades se han estado tornando más y más refractarias a tener y a entregar programas de protección social a las capas sociales más necesitadas. Hace algunos años -la verdad, ya no tan pocos- bastaba con entregar una solicitud y fundamentarla debidamente para que la autoridad enviara a un grupo de técnicos a constatar la necesidad, a valorarla y a hacer propuestas de modos y plazos de solución del problema. Hoy, esto es historia, el vendaval del neoliberalismo en boga, ha cambiado radicalmente las cosas: autoridades que no reciben o si reciben se les encuentra malencaradas y agresivas, impacientes por terminar la entrevista que, en la inmensa mayoría de los casos, acaba con una negativa tajante: “no hay”; respuesta que no siempre explícita, pero sí implícitamente, tiene un necsario complemento: “y háganle como quieran”.

Después de varias entrevistas de este tipo, y peores aún, cuando la necesidad persiste, cuando la gente mira que los políticos gastan el erario en pitos y flautas, no queda más remedio que acogerse al derecho constitucional a la protesta pública y pacífica y salir a la calle a manifestar inconformidad por la decisión de un gobernante, exactamente como lo estipula la Carta magna. Pero resulta que la autoridad tiene en los hechos sus propias leyes y, habiendo declarado que no tiene dinero, paga millonadas a la prensa venal para que mienta, calumnie, ridiculice, amenace a quien se atreva a desafiar su determinación y, si de todas maneras se insiste, se manda a la policía. La represión es cada vez más frecuente, descarada y violenta. Veamos una muestra, seguramente incompleta, sólo de este 2017:

Baja California. Abril 2017. Brutal agresión de porros pagados contra colonos tijuanenses, deja un muerto y decenas de heridos en el llamado Poligono 6. Agosto 2017. Detiene gobierno del estado a dos líderes antorchistas. Baja California Sur. Abril. Intimidan grupos policiacos a líderes antorchistas por el uso de un Centro de Desarrollo Comunitario. Chiapas. Agosto. Líder antorchista presa como forma de intimidación por parte del alcalde de Pantepec. Ciudad de México. Un tal John M. Ackerman publica en su cuenta de Facebook un video en el que se dice que Antorcha participa en la compra de votos, no lo demuestra. Febrero. Miguel Ángel Mancera envía a decenas de granaderos a reprimir a estudiantes y padres familia que se manifiestan en la SEP. Coahuila. Marzo. Constructora intenta desalojar violentamente a colonos de San Agustín. Hidalgo. Anónimo con amenazas a Guadalupe Orona Urías, dirigente de Antorcha en el estado. Agosto. Gobierno de Omar Fayad reprime manifestación antorchista. Agosto. Policía Estatal detiene al líder antorchista Andrés Pérez y a dos activistas más. Michoacán. Febrero. Como respuesta al apoyo a comerciantes amenazados con desalojo, balean el vehículo que utiliza el dirigente del Movimiento Antorchista en Ciudad Hidalgo, Víctor Gaytán, el auto recibe 84 impactos, estaba estacionado afuera de la casa. Agosto. El mismo edil manda a la policía a desalojar violentamente a los comerciantes. Morelos. Marzo. Calumnias como respuesta a las demandas de morelenses publicadas en diferentes medios de comunicación en contra de la ingeniera Soledad Solís Córdova, dirigente estatal del Antorchismo en Morelos. Puebla. Agosto. El líder del Movimiento Antorchista en Cuayuca de Andrade, Ing. Nibardo Hernández Sánchez, recibe nueva amenaza de muerte a través de un mensaje de un teléfono celular a seis meses de que sufriera un atentado con armas de fuego cuando salía de una reunión en una comunidad del municipio. Julio. La alcaldesa de Tecomatlán, Inés Córdova Aguilar, denuncia ante el Ministerio Público de Acatlán de Osorio, Puebla, la amenaza de muerte que recibió vía mensaje de texto a su teléfono celular. Agosto de 2017. Un video en redes sociales difunde graves acusaciones que lanza gratuitamente el presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Puebla, Jorge Estefan Chidiac. Queretaro. Agosto. La policía estatal detiene a dos integrantes del Movimiento Antorchista por realizar pintas en las que se denuncia el incumplimiento de acuerdos firmados para obras y servicios por parte del presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega. Quintana Roo. Marzo. La policía desaloja violentamente a colonos antorchistas en Cancún. Sonora. Agosto. Por la noche, un grupo de porros, armados con palos, tira volantes en cuatro colonias antorchistas para calumniar y agredir al dirigente estatal, Miguel Casique Pérez. Agosto. La Procuraduría General de Justicia del Estado manda citatorio a Verónica Anaya Ávila, antorchista de la colonia Cajeme y una de las personas que permanece en plantón y, al mismo tiempo le hacen llegar un recado con la siguiente leyenda: “aléjate de los antorchos o esto te puede pasar con la justicia” . Tlaxcala. Secretaria de Gobierno manda a porros a amenazar a estudiantes en plantón con desalojarlos porque “afean la ciudad”.

A todo ello, hay que añadir que el homicidio de Don Manuel Serrano Vallejo, en el estado de México, a más de tres años de perpetrado, permanece impune, los poderosos sospechosos permanecen impunes, precisamente por eso, por poderosos. Y no olvidamos, ni olvidaremos jamás el asesinato cobarde del joven antorchista, el presidente municipal de Huitzilan de Serdán, Manuel Hernández Pasión, perpetrado, según la propia PGJE, por parientes cercanos del presidente municipal panista de Zacapoaxtla, un tal Guillermo Lobato Toral, a quienes no se toca y sólo se pide que si alguien los ha visto por ahí, los reporte con la autoridad. En México, pues, hay impunidad; pero, no nos engañemos, no es el pueblo el que medra con la impunidad, es el poder público, son los caciques los que no sólo se benefician, son los que existen gracias a la impunidad.

Estimado lector: por todo esto y lo que ya no encontró espacio (y pido disculpas a los omitidos), no existe un solo sentenciado, ni un preso, ni un sujeto sometido a proceso en libertad bajo fianza, nada, absolutamente nada. ¿Casualidad? ¿Mala suerte? No, contundentemente, no, si nos atenemos a los hechos. Hay una campaña feroz, aniquiladora en contra del Movimiento Antorchista Nacional. Contra todo lo que se diga y todo lo que se pregone, hacer uso de los derechos ciudadanos, luchar contra la pobreza y por un mundo mejor, en este país nuestro, es reprimido. Pero Antorcha seguirá adelante, Antorcha y el pueblo que la sigue no se arredran. La prueba es la siguiente: bajo fuego, este año Antorcha creció como nunca antes en su historia.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---