Consigue México goleada en Juegos Olímpicos

**Fiji exhibió al Tri en los primeros 45 minutos; incluso, lo vencía 1-0, pero cuatro goles de Erick Gutiérrez, con uno más de Carlos Salcedo, dieron el triunfo a México


Consigue México goleada en Juegos Olímpicos

La Crónica de Chihuahua
7 de agosto, 15:29 pm

Salvador de Bahía, Brasil.- Raúl Gutiérrez no lo podía creer. Los lentes obscuros ocultaban la mirada atónita, pero sus gritos, las manos en la cintura y sus movimientos denotaban el enojo. México estaba desesperado porque sorpresivamente perdía 1-0 contra Fiji desde el minuto diez. Marco Bueno también reclamaba a sus compañeros, luego de un centro erróneo, movía la cabeza de un lado a otro y les gritaba que la tiraran al pecho, el reflejo de que todo estaba mal.

El Tricolor Sub 23 destilaba frustración, así fue 45 minutos hasta que apareció Erick Gutiérrez, el chico que quiso ser boxeador y que al final se decidió por el futbol. Se destapó con cuatro goles que le sirvieron a México para ganar 5-1, y difuminar los momentos de angustia y de imprecisión en los que Fiji, el equipo novato del torneo, los amateurs, lo hizo ver mal.

Apenas al minuto 10, México se topó con un error que le costó caro. Losefo Verevou mandó un centro justo a la media luna, el arquero Alfredo Talavera salió por el esférico, pero Roy Krishna cabeceó ante la floja marca de Carlos Salcedo, y el balón se metió a la portería.

Después de eso, México no lograba reaccionar. Se notaban desarticulados en los pases, desesperados en algunas jugadas en territorio enemigo, como un cabezazo de Rodolfo Pizarro, o un tiro de esquina en el que el esférico cayó directo a las manos del portero Simione Tamanisau.

Nada salía bien; incluso, Hughes burló a Lozano, el público aplaudió, y gritó el clásico «ole», justo cuando los elementos de Fiji se pasaban el balón ante el desconcierto de los mexicanos.

Lozano se la filtró a Oribe, pero Naidu le sacó el balón antes de que el mexicano pudiera conectar. Y qué decir de un intento de Torres Nilo por alcanzar un balón muy largo, en el que termino tropezándose.

El rival estaba encendido, el gol a favor los hacía ir a cada jugada con fuerza, como aquella en la que Oribe intenta cabecear, pero el portero llegó por la redonda con toda su fuerza para quitarle toda posibilidad.

Como si no tuviera suficiente, el Tricolor perdió a Rodolfo Pizarro, luego de un ’tapón’ de Alvin Singh sobre el atacante de Pachuca, quien cedió su lugar a Carlos Cisneros.

Al minuto 32, de nueva cuenta, Fiji se acercó con peligrosidad, iban cuatro contra tres, pero al final, no pasó a mayores.

Al 39’ repitieron, cuando Krishna mandó un centro que no prosperó, pero que sí puso en alerta al cuadro azteca.

Enseguida, Oribe la bajó, se la dio a Lozano, y éste a Gutiérrez que quedó de frente al portero, pero voló su disparo.

Para la segunda mitad, el Tricolor fue distinto. Raúl Gutiérrez sacó a Hirving Lozano y metió a Alfonso González, movimiento que le resultó, pues el ahora elemento del Monterrey estuvo muy participativo.

Apenas habían transcurrido unos minutos de la reanudación del encuentro y en una diagonal retrasada de Cisneros, la pelota salió, pero el árbitro dejó correr la jugada, Gutiérrez llegó de atrás, le pegó, la desvió un defensor y la pelota se incrustó.

Luego, al 55’ cayó el segundo del Ti, tras un tiro de Gutiérrez que pegó en el poste y luego se metió. Fiji se quedaba sin aliento, los futbolistas se notaban cansados, replegados atrás, pero sin la misma entereza del primer tiempo.

Dos minutos después, Cisneros cede de nueva cuenta para Gutiérrez, quien aparece con marca en el área, pero alcanzó a mandar el balón a la red.

Aún así, el conjunto mexicano no podía imponerse al cien por ciento El rival sacaba un poco de gas para impedir una catástrofe como la que vivió en su primer duelo del torneo, en el que República de Corea los goleó 8-0.

Luego, Oribe Peralta la peinó, un defensor enemigo la desvió, y Carlos Salcedo se encontró con la pelota para meter el cuarto de la tarde.

Entonces, los de blanco soltaron la mente, las piernas y se sacudieron cualquier indicio de estrés, aunque el rival se defendía con todo. A pesar de los goles, el público no dejó de apoyar a Fiji, desde el principio lo hizo, pero por instantes el «cielito lindo» se alcanzaba a escuchar en la tribuna. No hubo más, México se llevó un buen susto, pero al final, se quedó con los tres puntos.
Milenio

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---