¡Conoce más sobre los manantiales geotermales de Julimes!

**Humedal Geotermal de Julimes “El Pandeño”. Foto: Héctor Fontes.


¡Conoce más sobre los manantiales geotermales de Julimes!

La Crónica de Chihuahua
8 de abril, 17:00 pm

Texto: pronaturanoreste.org

El humedal “El Pandeño”, ubicado en Julimes, Chihuahua, es uno de los humedales más significativos del estado. En 2014, fue declarado sitio RAMSAR, convenio que ofrece el marco para la conservación y el uso ordenado de los humedales y sus recursos. La categoría “Ramsar” se le otorgó a “El Pandeño” por su importancia en términos evolutivos y adaptativos, ya que tiene cuatro especies únicas (endémicas) en el mundo. Estas especies son dos peces, el Cachorrito de Julimes (Cyprinodon julimes) y el pez Guayacón de Julimes (Gambusia spp.), así como el caracol de Julimes (Tryonia sp) y la cochinilla de Julimes (Termosphearoma macrura). Además de ser endémicas a un oasis del Desierto Chihuahuense, estas especies habitan un humedal que alcanza temperaturas que van de los 38ºC a 48ºC. Estas temperaturas provocan una baja concentración de oxígeno en el agua, marcando su evolución; sin embargo, cuentan con aliados –las cianobacterias- que pueden aumentar la cantidad de oxígeno.

Debido a la importancia crucial del humedal «El Pandeño», Pronatura Noreste, al igual que muchas más organizaciones amigas, ve la necesidad de protegerlo al generar acciones de conservación, información científica a través de estudios y trabajos de investigación, así como prestar asesoría en la restauración de sitios deteriorados y donar infraestructura y equipo para la educación ambiental.

Para informar y crear conciencia en las nuevas generaciones, el pasado 2 de febrero, Día Mundial de los sitios Ramsar, se realizó una visita al complejo de humedales “El Pandeño” en compañía de los estudiantes de secundaria de Julimes que cursan 1°, 2° y 3° grado, acompañados por personal docente de la institución. En total, hubo la participación de 80 alumnos y 6 maestros, de quienes se espera se apropien del sitio y, al igual que las organizaciones y el grupo “Amigos de El Pandeño”, cuiden, protejan e investiguen en el área. A su vez, se busca influenciar a los alumnos de tal forma que ellos lleven esta información y aprendizaje a casa y puedan involucrar a sus familias.

Durante el recorrido, realizado a través del nuevo sendero restaurado a fines del 2017, se informó a los estudiantes sobre la importancia de los humedales en su comunidad y en el mundo, y se les presentaron las cuatro especies que habitan en este humedal. Se les plantearon también las amenazas a las que se enfrentan las especies mencionadas, como la escasez del agua y la sequía que obliga a los productores a la perforación de pozos, disminuyendo a su vez el nivel del agua en el complejo de humedales. Se pudo ver la inquietud de los adolescentes en conocer un poco más, recopilando toda la información posible en sus libretas, y se tuvo bastante participación por parte de los mismos en cuanto a las opciones que tienen como futuros custodios de la tierra.

Se hicieron paradas en puntos clave del sendero, donde se encontraban especies de plantas importantes, como especies de acacias, vara dulce, jarilla, Mule, corneton, diversas cactáceas como las llamadas Huevos de toro, Alicoche, Opuntias, variedad de mezquites, pastos y álamos. Se les habló a los alumnos sobre las especies de plantas endémicas y los beneficios que éstas traen al sitio, y se realizaron paradas donde se encontraban especies de plantas exóticas, explicándoles el término y la problemática que representan.

Con apoyo de los distintos letreros que forman el sendero interpretativo, se hicieron estaciones en donde se les explicó ampliamente a los alumnos qué es un manantial y cómo se forma, así como la dependencia de las cuatro especies endémicas existentes a las cianobacterias, ya que éstas aportan al agua -y al cachorrito y sus acompañantes- la cantidad de oxígeno necesario para sobrevivir en un humedal donde la alta temperatura (38-48ºC) limita el acceso al elemento.

Se tuvo la oportunidad de pasar por el canal ciego, que era donde se limitaba la presencia de la fauna endémica, y se pudo mostrar el nuevo hábitat logrado con la restauración del humedal, dando la oportunidad a estos seres de buscar un sitio donde puedan desarrollarse adecuadamente con un mayor espacio, ya que éste determina hasta cierto punto el crecimiento de las poblaciones y el tamaño de los peces Cachorrito de Julimes (5 cm máximo).

A los alumnos se les dio la opción de implementar futuras actividades en su salón de clase, proporcionándoles a sus maestros una actividad con la que pueden partir para reforzar los conocimientos adquiridos, y se les extendió la invitación a desarrollar proyectos vinculados a estos humedales. Asimismo, se realizó una plática con los profesores en el plantel, donde escuchamos su opinión, inquietudes e interés en conocer más temas relacionados al medio ambiente y al humedal, de modo que se implementen para motivar a los alumnos a formar parte del cuidado de los valiosos recursos con los que cuentan.

Todo esto se logró gracias al trabajo y al compromiso de distintas organizaciones interesadas en la conservación de las especies endémicas y su hábitat; los actores principales en este proceso incluyen universidades, instituciones de gobierno, apoyo extranjero, colaboración de organizaciones no gubernamentales y, por supuesto, la población de Julimes.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---