Columnista de diario 24 HORAS miente y calumnia: Antorcha; amenaza con un “baño de sangre”

**Esta publicación fue enviada como derecho de réplica al diario 24 Horas el día de ayer 11 de julio.


Columnista de diario 24 HORAS miente y calumnia: Antorcha; amenaza con un “baño de sangre”

La Crónica de Chihuahua
12 de julio, 20:10 pm

La columna de Juan Manuel De Anda obliga a las autoridades a evitar ese “baño de sangre” que parece estarse preparando.

Ciudad de México.- En la columna “Esta boca es mía” publicada en la edición del 11 de julio, Juan Manuel de Anda incurre en una serie de falsedades, pretendiendo sorprender y engañar a los lectores de 24 Horas, quizá aprovechándose de la dificultad para estar puntualmente informados sobre un hecho ocurrido a 3 mil kilómetros de distancia, en Tijuana, B.C. En ninguno de los 5 párrafos que nos dedicó el columnista deja de haber mentiras y calumnias. Veamos.

Afirma que “integrantes de Antorcha Campesina, que quieren apoderarse de, por lo menos, 23 predios, bajo el argumento de que tienen derechos ejidatarios” por lo que habitantes de la comunidad de Valle Redondo viven un “verdadero calvario”. Falso. Autoridades de primer nivel como el delegado de la SEDATU, Lauro Aréstegui, y el del Instituto del Suelo Sustentable, antes CORETT, Gilberto Covelli, han ratificado que los terrenos habitados por familias antorchistas en la zona mencionada son propiedad del Ejido Ojo de Agua, debidamente asentados en el Registro Agrario Nacional (RAN) como el Polígono Seis del mencionado ejido. No hay tales “habitantes” viviendo un calvario, pues las familias antorchistas tomaron posesión pacífica de los terrenos, avaladas y acompañadas por las autoridades ejidales, sino más bien unos vivales que pretendes despojar al ejido y a las familias EN POSESIÓN alegando que cuentan con una escritura obtenida por ADJUDICACIÓN VOLUNTARIA, es decir en un proceso seguramente amañado que no han sabido ni querido defender ante los tribunales competentes.

Cierto que “a finales de abril, una persona perdió la vida”, pero no al registrarse ningún “enfrentamiento” como dice De Anda, sino una brutal y cobarde agresión perpetrada a las sombras de la madrugada contra familias que dormían indefensas, agresión perpetrada por más de 100 individuos alcoholizados, drogados, armados y resguardados por maquinaria pesada. Por supuesto, y tampoco lo dice De Anda, que el muerto fue un jefe de familia que descansaba junto a sus hijos y que jamás pensó sería víctima de la sevicia y la ambición de los que pretenden hacerse con terrenos que no son de ellos. Pero ¿quiénes tienen la fuerza, los recursos y la protección oficial para destruir casas sin ninguna orden judicial, para arrojar bombas molotov, lanzar a una turba de mercenarios contra familias indefensas sin que nadie los castigue? ¿Quiénes tienen son tan brutales e inhumanos para asesinar a un humilde padre de familia, José Corrales era su nombre, para rescatar la maquinaria que les había incautado la policía judicial sin que se les finque ninguna responsabilidad y, todavía más, los recursos para comprar bocas ajenas para calumniar a los líderes y a las familias antorchistas en diarios de la capital de la república?

Por supuesto que De Anda no dicen quiénes lograran que esa boca suya se ocupara de este asunto en la forma falsa y calumniosa que lo hizo, pero “la defensa de los afectados”, como él la llama, no es otra que la Lic. Erika Santana, coordinadora de la campaña a la presidencia municipal del candidato priista derrotado en la pasada contienda municipal, René Mendívil. Ella y el señor José Praxedis Padilla, padre del diputado local priísta Bernardo Padilla, son los que han lanzado acusaciones en los medios de comunicación sin que, como sería de esperarse de quienes presumen sus conocimientos jurídicos, acudieran a los tribunales a defender su derecho. Por el contrario, todo indica que ellos pues nadie más ha manifestado interés en el predio mencionado, prefirieron el camino de la violencia, como lo reconoció en una casi confesión de culpabilidad la abogada Erika Santana.

Hoy en “Esta boca es mía” se vuelve a lanzar la amenaza de un “baño de sangre”, en palabras de De Anda, pero no por “un nuevo intento de Antorcha Campesina de apoderarse de esos terrenos”, puesto que las familias siguen en pacífica posesión. Los que pudieran intentar apoderarse ilegalmente de los terrenos, al saber que nuevamente serán derrotados en tribunales, son Erika Santana y los que con ella pretenden despojar al Ejido Ojo de Agua. La columna de De Anda obliga a que llamemos a las autoridades a evitar ese “baño de sangre” que parece estarse preparando.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---