Ciudad Juárez: Gobiernos crean colonias... y las olvidan

**La colonia José Sulaimán –atrás de la Escuela de Mejoramiento Social para Menores– se fundó por la administración del priista Héctor Murguía Lardizábal, hace casi 5 años en medio del desierto. Nació sin agua ni electricidad, menos alumbrado público.


Ciudad Juárez: Gobiernos crean colonias... y las olvidan

La Crónica de Chihuahua
9 de octubre, 15:00 pm

Araly Castañón/ El Diario de Juárez

Ciudad Juárez, Chih.- Aun cuando la colonia donde habita Nadia Lizeth Hernández fue creada hace más de 13 años, al suroriente de la ciudad, luce con calles, casi en su totalidad, de tierra y sin banquetas.

“Se pone bien feo, se inunda todo, hay hundimientos donde se estanca el agua y cuando vas a agarrar el camión llegas con los zapatos llenos de lodo”, dice la mujer que vive en la calle Arturo Álvarez, de la colonia Carlos Chavira, constituida en el 2004 por el Gobierno municipal pero que aún sigue en proceso de urbanización.

La historia de Nadia se repite con similitud en habitantes de más de una docena de colonias creadas en la ciudad en los últimos 25 años, como son: Municipio Libre, Frida Kahlo, Francisco Villarreal, Sor Juana Inés de la Cruz, María Martínez, Fray García de San Francisco, Manuel Clouthier, Simona Barba, Tierra Nueva III, Tierra Nueva etapa VI, Carlos Castillo Peraza y Carlos Chavira, entre otras.

Aunque todas ellas fueron creadas por administraciones municipales –emanadas del PRI y PAN– aún enfrentan carencias de infraestructura y equipamiento urbano.

Sus habitantes tienen que esperarvarios años para vivir en sitios totalmente consolidados.

No muy lejos de donde vive Nadia en la colonia Carlos Chavira, está la José Sulaimán –atrás de la Escuela de Mejoramiento Social para Menores– que se fundó por el Gobierno municipal encabezado por el priista Héctor Murguía Lardizábal, hace casi 5 años en medio del desierto. Se creó sin agua, luz ni electricidad, menos alumbrado público.

El asentamiento se consolidó hace menos de un año, y desde hace apenas unos meses ya cuenta con los servicios básicos, incluso hasta pavimento y recientemente con alumbrado público, pero todavía hay muchos lotes sin ocupar.

En este contexto, la actual administración municipal, que encabeza el independiente Armando Cabada Alvídrez, dio a conocer hace unos días que planea la creación de dos nuevas colonias, una en el poniente, en el área de Anapra o en la Felipe Ángeles y la otra, al suroriente que colindaría con la Carlos Castillo Peraza.

Cabada dice que proyecta la creación de un nuevo asentamiento dentro de la mancha urbana para resolver la necesidad de hogar de cientos de familias que viven en zonas no habitables.

De acuerdo con datos oficiales, el Municipio enfrenta actualmente una demanda de 60 mil predios de parte de ciudadanos que buscan un lugar para construir su casa.

El reto de la administración es ofrecer asentamientos con todos los servicios para evitar repetir historias, establece Hugo Venzor Crabtree presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

A pesar de que los asentamientos que crea el Municipio vienen a resolver un problema social, lo ideal es que se entreguen con al menos disponibilidad de todos los servicios, expune Venzor.

“Para que no vaya a hacer una cuestión de un problema a futuro, que tengan la casa, pero no tienen agua ni drenaje ni luz, yo creo que las medidas que tienen que tomar las autoridades para sacar adelante estos problemas es tener lotes con servicios”, afirma.

Al principio lo que el ciudadano quiere es un terreno para vivir, pero a muy corto tiempo enfrentan la falta de servicios, asegura a su vez el director de Asentamientos Humanos, Óscar Arturo Ayala Galindo.

“A los días, meses, ya tienen el problema grave de hasta para asearse y empiezan a demandar que porque no tienen servicios, el problema de Juárez es que se han ofrecido muchas cosas y no han cumplido”, menciona el funcionario.

Se van a vivir ahí porque no tienen a dónde ir

Ciudadanos que a habitan colonias municipales dicen que se fueron ahí porque les vendieron los terrenos baratos y no tenían casa propia, pero al paso de los años es complicado vivir sin drenaje, luz y hasta sin pavimento.

Ema Roxana Hernández y Elías Hernández, de los primeros habitantes de la José Sulaimán, relatan que en el 2013 la Dirección de Asentamientos Humanos les entregó la carta de posesión, y apenas la obtuvieron fueron y se plantaron en su lote que está en la calle Julio César Chávez.

“Nomás estaba yo, nomás estaba el terreno y bloques en el piso”, recuerda Roxana Hernández al hablar de su casa que poco a poco autoconstruyó.

En el predio desolado, junto a los bloques que les donó el Municipio para levantar una habitación, la pareja durmió en el suelo durante dos semanas, sólo los cubría una casa de campaña.

“Íbamos a trabajar en el día, íbamos todos picoteados de los moyotes”, recuerda Ema.

No podían dejar el terreno porque si no se los quitaban, asegura.

A las dos semanas construyeron su primer cuarto, Elías ayudó en lo que pudo a su suegro y a un tío de él que es albañil.

Su casa tiene ahora dos cuartos y un baño, y desde hace seis meses cuenta además con agua, drenaje, electricidad, alumbrado público y calles de concreto hidráulico.

Durante casi 4 años vivieron con agua que les llevaban en pipas, “colgados” de la luz y por eso mismo, no podían estarfuncionando al mismo tiempo la televisión o el refrigerador, ya que no había mucha corriente.

Su baño era una letrina y salían animales de la fosa séptica.

La pareja cuenta que en la administración de ‘Teto’ les dijeron que les iban a regalar el predio y el material para la construcción de un cuarto y un baño, pero cuando entró Enrique Serrano les empezaron a cobrar y ahora pagan 500 pesos por mes.

El costo del terreno es de 21 mil pesos.

“No teníamos dónde vivir, rentamos y luego vivíamos con mi mamá, por eso cuando nos dijeron que podíamos tener este terreno nos quedamos como fuera, ahora ya tenemos nuestra casita”, explica Ema.

Atención gradual

La José Sulaimán se fundó el 30 de agosto del 2013.

El exdirector de Asentamientos Humanos de entonces, Leonardo Villar Calvillo, explicó que la colonia iba a ser progresiva y que el Municipio iba a obsequiar 50 lotes y material para que las familias edifiquen una habitación.

“Se le llama programa de Vivienda Progresiva, porque primero se ejerce el asentamiento ahí y después se gestiona la totalidad de los servicios, con ello se verán beneficiadas más de 250 familias de la localidad”, sostuvo entonces el funcionario municipal.

La administración iba a dejar aparte de los 50 lotes que se iban a regalar, 400 de 140 metros cuadrados para que se vendieran en el siguiente trienio de Enrique Serrano.

Los vecinos del lugar aseguran que muchos predios se otorgaron por medio de líderes y a gente que no los ha ocupado.

El actual director de Asentamientos Humanos, declaró que a la fecha en esa colonia sí hay terrenos disponibles, pero se detectó que hay personas que tiene más de uno.

Además se encontró al menos a 60 personas que están habitando los lotes y no tienen ni siquiera carta de asignación.

“Vamos a regularizarles, estamos viendo los que no tienen carta y habitan un predio y que además nos demuestren la necesidad y cubran los requisitos”, comentó el funcionario.

La necesidad de vivienda que tenía registrada el Municipio hasta el mes pasado era de 60 mil solicitudes de predios, aseguró Ayala.

Ante esa demanda el Ayuntamiento planea asignar mil predios en dos colonias nuevas, expuso el titular de Asentamientos Humanos.

Uno se ubicaría en el poniente y el otro al suroriente.

Ayala Galindo aseguró que la zona habitacional del poniente contará con 300 terrenos y la del suroriente con 700.

El presidente de la Canadevi expuso que la demanda de vivienda no ha bajado en Ciudad Juárez, no ha disminuido la compra-venta de vivienda de interés social en el suroriente de la ciudad.

Sin embargo, no por ello se deben crear colonias sin servicios básicos que restarán calidad de vida a los moradores, en tanto llegan a contar con agua, drenaje y electricidad, afirmó Hugo Venzor.

De esa manera, los asentamientos humanos sin servicios generan una menor calidad de vida que un fraccionamiento nuevo con infraestructura urbana, pero con casas pequeñas.

“Las casas están chicas porque el tamaño de la vivienda va de acuerdo al tamaño de la capacidad financiera que tiene el derechohabiente para comprar una vivienda, entonces van relacionadas”, explicó.

Dijo que además las colonias que crea el Municipio no pueden estar en la mancha urbana, simplemente por el costo, porque se tienen que ofrecer los predios a precios económicos para los ciudadanos que no tienen crédito de vivienda ni califican para uno bancario.

“Es muy diferente un fraccionamiento de interés social a lo que es un asentamiento humano, entonces se tiene que tener mucho cuidado que tengan esos servicios básicos, y posteriormente los colonos, con sus medios, con sus recursos ir construyendo sus cuartos, sus habitaciones, sus viviendas”, señaló.

Carlos Chavira

• Constituida en el 2004 por el Gobierno municipal

• Mayoría de calles son de tierra

• Aún sigue en proceso de urbanización

• Al suroriente de la ciudad

José Sulaimán

• Se fundó el 30 de agosto del 2013 por el priista Héctor ‘Teto’ Murguía

• El Municipio iba a obsequiar 50 lotes y material

• Se creó sin agua, luz ni electricidad, menos alumbrado público

• Apenas hace unos meses tiene servicios

Carlos Castillo Peraza

• Suroriente de la ciudad

• De acuerdo al Informe 2017 Así Estamos Juárez, es el sector donde los habitantes están más inconformes con el tamaño y espacios de vivienda (7.61) y menos satisfecho con la casa donde vive (8.54), en la escala de 1 al 10.

En datos

Al sur, surponiente y suroriente de la ciudad se dan las calificaciones más bajas en cuanto satisfacción del tamaño y espacios de la vivienda, siendo 8.23 y 7.61, en una escala del 1 al 10.
Fuente: Informe 2017 Así estamos Juárez

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---