Chihuahua está entre los siete estados más violentos del país

**Acorde con los datos desagregados por indicador, Chihuahua reportó 3.916 víctimas de homicidio doloso por cada 100 mil habitantes, el quinto más alto en el país.


Chihuahua está entre los siete estados más violentos del país

La Crónica de Chihuahua
18 de junio, 09:07 am

Manuel Quezada/
El Diario

Chihuahua.- El estado de Chihuahua es el quinto con mayor costo per cápita de la violencia en México, con un promedio de 53 mil 286 pesos, para un total de 227 mil 600 millones de pesos, según datos del Indice de Paz en México 2018, elaborado por Institute For Economics & Peace (IEP).

De acuerdo con el estudio del centro de investigación independiente y apartidista, dedicado a promover una mejor comprensión de los factores sociales y económicos que desarrollan una sociedad más pacífica, Chihuahua se ubicó entre las siete entidades menos pacíficas del país al cierre de 2017 y se perfiló entre los 25 en que su nivel de paz se deterioró.

El Índice de Paz México se basa en una metodología similar a otros índices elaborados por el IEP, entre ellos, el Índice de Paz de Estados Unidos y el Índice de Paz del Reino Unido; sin embargo, se incluyeron medidas adicionales para reflejar con mayor precisión el contexto cultural y nacional de México.

En 2017, Baja California Sur se clasificó por primera vez como el estado menos pacífico de México, seguido por Guerrero, Baja California, Colima, Zacatecas, Sinaloa, Chihuahua, Tabasco, Morelos y Tamaulipas.

Sobre el costo de la violencia en Chihuahua, el Consejo para el Desarrollo Económico del Estado de Chihuahua, proyectó que supera en cinco veces el ingreso promedio de un ocupado.

De acuerdo con la evaluación del Índice de Paz en México, el estado de Chihuahua tiene una tendencia de deterioro de paz durante los últimos dos años.

El análisis que evalúa el número de homicidios, delitos con violencia, delitos cometidos con armas de fuego, crímenes de la delincuencia organizada por cada 100 mil habitantes, así como el factor de cárceles sin sentencia, calificó a Chihuahua con 2.30 en 2015, subió a 2.56 en 2016 y a 2.98 en 2017.

Según la metodología, una calificación baja equivale a un mejor nivel de paz, por lo que se deduce un deterioro continuo del nivel de paz en la entidad.

Acorde con los datos desagregados por indicador, Chihuahua reportó 3.916 víctimas de homicidio doloso por cada 100 mil habitantes, el quinto más alto en el país, superado por Baja California Sur y Colima que tuvieron 5; seguidos por Guerrero con 4.934, Baja California 4.641. La media nacional fue de 2.222.

En el caso de delitos con violencia por cada 100 mil habitantes, ajustado por la falta de denuncia (cifra negra), incluidos los robos, asaltos y violación, Chihuahua tuvo una tasa de 2.544.

Por lo que hace al numero de víctimas de homicidios deliberados e imprudencial o de asaltos cometidos con armas de fuego por cada 100 mil habitantes, en Chihuahua se tuvo una tasa de 4.176.

En este indicador, Baja California y Colima registraron una tasa de 5; seguidos por Guerrero con 4.926, Sinaloa 4.759 y Baja California 4.582. La media nacional fue de 2.684.

Los crímenes de la delincuencia organizada considerando extorsiones, delitos relacionados con el tráfico de drogas y secuestros, con cifras ajustadas por la cifra negra (casos no denunciados), Chihuahua obtuvo una tasa de 1.354. Las entidades que encabezaron este indicador son Nuevo León y Baja California con 5, Guerrero 4.868, Zacatecas 4.268 y Tabasco 4.055. La media nacional fue de 2.325.

2017: Cruento año

Uno de los hallazgos principales es que México invierte menos de lo requerido en sus sistemas de seguridad y judicial: Uno por ciento de su PIB, cifra que representa 60 por ciento del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde). Preocupa también que el gasto del gobierno federal en estos rubros disminuyó 7 por ciento en 2017.

El año pasado, el impacto económico de la violencia sumó 4.7 billones de pesos, equivalente al 21 por ciento del PIB nacional, cifra ocho veces mayor que la inversión pública anual en salud y siete veces mayor a lo invertido en educación. Colima fue el estado que tuvo el impacto económico más alto en 2017, con 95 mil 486 pesos per cápita, comparado con Yucatán que mostró la cantidad más baja, que fue de 9 mil 779 pesos per cápita.

La diferencia entre estas dos entidades representa aproximadamente el salario promedio anual de un trabajador mexicano.

El IEP indicó que 2017 fue el año más violento del que se tiene registro, con un deterioro del nivel de paz en México de 10.7 por ciento en comparación con el año anterior. Hubo más de 29 mil asesinatos, lo que elevó la tasa de homicidios a cerca de 24 por cada 100 mil personas, es decir, un aumento de 25 por ciento anual.

La violencia con armas de fuego se incrementó por segundo año consecutivo: 69 por ciento de todos los homicidios de 2017 se cometieron con esas armas. La tasa de delitos con violencia subió 15.2 por ciento en 2017 en comparación con 2016.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---