Chihuahua capital, campeona mundial en desperdicio de agua

**De acuerdo a un estudio que realizó la OCDE, cuatro ciudades mexicanas tienen ese vergonzoso primer lugar: Tuxtla Gutiérrez, San Luis Potosí, Chihuahua y la CDMX.


Chihuahua capital, campeona mundial en desperdicio de agua

La Crónica de Chihuahua
21 de julio, 14:14 pm

Chihuahua, Chih.- Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reveló que cuatro ciudades mexicanas ocupan los primeros lugares en desperdicio de agua potable.

De entre ellas, la ciudad de Chihuahua ocupa el tercer lugar mundial en desperdicio de agua potable, con una pérdida de más del 40 por ciento del recurso hidráulico del cual dispone para uso urbano.

Según el estudio, la ciudad que ocupa el primer lugar mundial en desperdicio de agua es Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con una pérdida de más del 60 por ciento de su caudal. El segundo lugar le corresponde a San Luis Potosí y el tercero a Chihuahua, ambas con más del 40 por ciento y en el cuarto lugar, la Ciudad de México.

De las 10 ciudades con mayor derroche de agua, cinco son mexicanas, pues además de las cuatro antes mencionadas, aparece Toluca, Estado de México. Además, en el lugar 12 aparece Querétaro, capital del estado del mismo nombre.

Entrevistado acerca de los resultados del estudio-encuesta, Carlos Daniel Alonso, presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, comentó que ha habido una mejoría en los últimos años en cuanto a la eficiencia en el uso del agua en la capital del estado, pero aún se pierde una quinta parte.

Al momento del levantamiento de la encuesta, el porcentaje de desperdicio superaba el 40 por ciento, pero en la actualidad se ha logrado reducir en más de cinco puntos porcentuales, hasta dejarlo en 35 por ciento, añadió el funcionario.

La capital del estado recibe 5 mil litros de agua por segundo, de los cuales se desperdician mil, aproximadamente.

Eso significa para la JMAS de Chihuahua no sólo una pérdida de agua, sino también de dinero, pues el agua perdida tuvo un enorme costo para ese órgano regulador, ya que implicó un gasto en consumo de energía eléctrica para extraerla del subsuelo, apuntó.

Esos litros perdidos le cuestan a la JMAS aproximadamente 2 mil millones de pesos al año. Literalmente, señaló Alonso, es dinero que se fue al caño.

Con diversas medidas, como la reducción de la presión del agua en las redes de distribución, se ha logrado recuperar aproximadamente 280 litros de agua por segundo, lo cual equivale al líquido que se extrae de ocho pozos.


1 comentario del lector.

---ooOoo---