Cancela el Congreso sesión para aprobar nuevos bonos de deuda

**Nadie explicó por qué; nadie dio la cara; ninguno de los integrantes de la Comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda, tomó una llamada o atendió solicitudes de información.


Cancela el Congreso sesión para aprobar nuevos bonos de deuda

La Crónica de Chihuahua
8 de junio, 11:22 am

Por: Alejandro Salmón Aguilera/ ahoramismo.mx

Chihuahua, Chih.- La Comisión de Programación Presupuesto y Hacienda Pública del Congreso del Estado iba a celebrar una sesión de trabajo en la tarde de este martes.

¿Puntos en la agenda? había varios pero destacaba uno: revisar y dictaminar la iniciativa para crear la empresa gubernamental Fibra Estatal Chihuahua, S.A. de C.V, las llamadas “Empresas Fibra E” que autorizó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que los estados emitan bonos o contraten créditos garantizados con sus ingresos propios.

El proyecto dice, a la letra: “la autorización al gobierno del estado de Chihuahua para que monetice, bursatilice, potencialice, ceda, afecte y/o transmita la propiedad fiduciaria hasta por un plazo de 25 años, la autorización al gobierno del estado para llevar a cabo la monetización de los recursos que le correspondan y que tenga derecho a recibir la empresa de participación estatal mayoritaria Fibra Estatal Chihuahua S.A de C.V., como fideicomisaria en tercer lugar del Fideicomiso Irrevocable número 80672.

Pero, de pronto, la sesión se canceló, cuando ya había personal del Congreso listo para asistir y salir de ahí con trabajo para redactar las iniciativas que se someterían a votación el jueves próximo.

Nadie explicó por qué; nadie dio la cara; ninguno de los integrantes de la Comisión mencionada tomó una llamada o atendió solicitudes de información. Silencio total. Simplemente, no hubo sesión y, por lo tanto, no hay, hasta la mañana de este lunes 8 de junio, un dictamen qué presentarle al Congreso para que apruebe los proyectos para la emisión de dos nuevos bonos: uno sustentado en la recaudación obtenida en las carreteras de cuota, y otro más, con los ingresos del Faeb, partida federal destinada a cubrir el gasto educativo.

El dato de los nuevos bonos pasó inadvertido al término de la sesión de la Diputación Permanente, pero conforme transcurrió la tarde, se convirtió en una información auténticamente viral, en la cual se anunciaba que el Gobierno y el Congreso del Estado preparaban una nueva línea de endeudamiento para Chihuahua. Incluso, el Canal 28 de televisión lo difundió como una “alerta” e incluyó el dato de que se trataba de una emisión por 25 mil mdp pagaderos a 25 años.

Una vez que cundió el dato de la nueva emisión de bonos –de los que el Gobierno dice que no son deuda– fue cuando todo el mundo se escondió o, incluso, como fue el caso del diputado Fernando Reyes, miembro de la mencionada Comisión, hizo como que estaba ocupado. Nadie, ni siquiera el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional salió a informar al respecto.

El problema para el Congreso y para el Ejecutivo es que les queda muy poco tiempo para construir esa figura financiera y salir al mercado a emitir los bonos, o bien a pedir prestado con cargo a esas dos fuentes de ingreso, con los cuales pagaría los más de 5.5 mil mdp de deudas de corto plazo. Tienen, para ser exactos, los días que quedan a este mes, porque en apego a la legislación vigente, la actual administración debe cubrir sus pasivos de corto plazo tres meses antes de que concluya, es decir, antes del 30 de septiembre. Tienen el tiempo encima, pues.

El Congreso había aprobado la creación de la empresa “Fibra Estatal Chihuahua S.A de C.V.” desde noviembre del año pasado, pero hasta ahora, cuatro días después de la elección del sucesor del actual gobernador, se pusieron a trabajar en el dictamen para aprobarla y que el Ejecutivo la ponga en práctica.

Ahora, la administración saliente cargará con la sombra de un nuevo escándalo: el que dice que, tres meses antes de salir, se endeudó con otros 25 mil mdp.

La información ya está en redes sociales; ya es tema de notas periodísticas y hasta de conversación en mesas de café. El estigma no se les va a quitar, y será doble: que endeudaron al estado antes de irse, y de que aplazaron el pago de pasivos de corto plazo para el último. Peor momento para un escándalo de ese tamaño no pudieron elegir los integrantes del Gobierno –Congreso y Ejecutivo– que están a semanas de dejar el cargo.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---