Aumenta entre los pobres la falta de energía eléctrica

**Crece la brecha energética: según los últimos datos, el año pasado el uno por ciento de los mexicanos no contó con electricidad en sus hogares. El problema sólo aumenta.


Aumenta entre los pobres la falta de energía eléctrica

La Crónica de Chihuahua
30 de septiembre, 06:16 am

En México, se calcula que alrededor de 2 millones de personas carecen de electricidad y solo se prevé que este número siga aumentando.

De acuerdo con el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Naciona (Prodesen) 2019-2033, la población pasará de 125.9 millones a 140.1 al término del horizonte, mientras que la demanda eléctrica seguirá creciendo y el presupuesto anual destinado a la transmisión muy probablemente continúe disminuyendo como lo ha hecho desde 2018.

Pobreza energética

Lo anterior indica que entre el 1.5 y el 2% de los mexicanos cae en situación de pobreza solo por no tener acceso a los servicios básicos en la vivienda, lo que detona otras banderas rojas de marginación como el rezago educativo, la falta de seguridad social, las instituciones médicas casi inexistentes y el nulo acceso a internet. Los estados con más comunidades sin suministro son Chihuahua, Chiapas, Durango, Guerrero y Veracruz, pero incluso en la Ciudad de México existen localidades sin siquiera alumbrado público.

Hasta 2017, avances significativos tuvieron lugar en cuanto a electrificación rural; desde entonces, los programas destinados a satisfacer la demanda en estas zonas han desaparecido casi por completo. Las actualizaciones aún pendientes de la Red Nacional de Transmisión y las Redes Generales de Distribución hacen esta tarea particularmente difícil. La ventaja de fomentar la generación renovable en macroproyectos públicos y privados cerca de comunidades alejadas de las urbes es clara; la ampliación de la infraestructura eléctrica facilitará la interconexión de poblados aislados brindándoles más y mejores oportunidades.

Negarles el servicio eléctrico a miles de familias mexicanas abre la brecha de inequidad y fija una barrera importante para la construcción de comunidades sostenibles.