Atraco al MAP a plena luz del día y en la vía pública

**Es necesario dejar sentado, que al MAP no le sorprende esta decisión. Nunca quedó duda del resultado de tan burda como descarada maniobra, por la serie de actos pre-dictamen realizados por el gobierno de Miguel Barbosa.


Atraco al MAP a plena luz del día y en la vía pública

La Crónica de Chihuahua
3 de abril, 10:26 am

Por Eleusis Córdova Morán

Tanto los mercenarios del periodismo, que han hecho su modus vivendi de escribir las más horrendas calumnias, amenazas y ofensas a cambio de migajas que les tira el poder, así como aquellos que no ven más allá de sus narices y que no huelen ni las emanaciones de su cuerpo, seguramente están de plácemes por el atraco que cometió el Tribunal Electoral del Estado de Puebla, al negar al Movimiento Antorchista Poblano su registro para convertirse en partido político local. No tardarán en transcribir, mejorados y aumentados, los boletines del gobierno justificando esta abusiva decisión.

Es necesario dejar sentado, porque ésa es la verdad, que al MAP no le sorprende esta decisión. Nunca quedó duda del resultado de tan burda como descarada maniobra, por la serie de actos pre-dictamen realizados por el gobierno de Miguel Barbosa, por el servilismo de los consejeros para con el poder, por la falta de dignidad y verticalidad para la interpretación y aplicación correcta de la ley, y por la subordinación de los órganos electorales, judiciales y legislativos, al Poder Ejecutivo. A nadie le causa extrañeza. Recurriremos al Tribunal Federal Electoral en busca de justicia, aunque lo más seguro es que se convalide este atraco, porque las características que con orgullo ostentan los magistrados poblanos, son las mismas que padecen los magistrados federales.

No por sabidas las cosas, deja de tener importancia hacer del conocimiento de los hechos del momento, y de los que sucederán, al pueblo pobre de México, del que los antorchistas formamos parte importante. Por tanto, es hoy más necesario que antes precisar que la ley no se aplica como se la conceptualiza, como un instrumento del gobierno para proveer justicia y un instrumento de defensa de los ciudadanos. Los jueces y magistrados tampoco son los hombres impolutos que pudiéramos imaginar, pues están y sirven a los intereses de quienes los encumbraron a dichos puestos. Así, pues, el derecho y sus instrumentadores son el mecanismo y la vía para defender al sistema que los forjó, que les da cobijo, que los alienta y les consiente todas sus trapacerías.

En síntesis, el derecho actual está ideado como una carrera de obstáculos para someter a los pobres y para que los poderosos lo utilicen en la defensa de sus intereses. El derecho se ha convertido en un instrumento en contra de los que, en un momento dado, llegaran a “atentar” contra los intereses de estos poderosos. Caso concreto y actual: la negativa que se le dio al MAP a su registro como partido local.

Y si no, expliquémonos, ¿cuál es la razón por la que se les niega el derecho a los pobres para convertirse en partido político, llegando hasta la ignominia de argumentar que quienes supervisaron las reuniones no estaban autorizados para ello? Las actas convalidando cada una de las asambleas que obran en poder del MAP, ¿tampoco tienen validez? No hay de otra. Se está aplicando el Derecho para someter a los pobres, de la manera más grosera y tonta, para perpetuar en el poder a las mafias que hoy gobiernan Puebla.

Los magistrados, que emitieron su fallo negando al MAP su registro como partido político, saben perfectamente bien que están colocando la Ley Electoral por sobre la Carta Magna, saben que el Tribunal Electoral está violando flagrantemente la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que consagra el derecho de todos los ciudadanos a asociarse con fines lícitos. Lo hacen, porque los pusieron, como cancerberos, a defender los intereses de los poderosos, no a hacerle justicia al pueblo.

Saben que al argumentar que “no se solicitó el registro como partido en tiempo y forma debida”, quedan como unos mentirosos redomados y como obsecuentes servidores del poder, que se van por la forma dejando de lado el problema de fondo: Hay más de 300 mil poblanos que anhelan ser partido político y que cumplieron con todos los requisitos ordenados por el IEE. Sin embargo, hoy tres truhanes les roban sus aspiraciones a darse la posibilidad de un gobierno más democrático, más justo y más soberano. ¿Por qué le roban al pueblo esa aspiración consustancial al ser humano? Porque antes de ocupar el cargo que hoy ostentan pasaron, con mención honorífica, las pruebas de servilismo, de abuso y de ser enemigos jurados del pueblo.

Así las cosas, es obligación de todo hombre de bien, reconocer la grave situación que vivimos los humildes de Puebla a manos del gobierno morenista de Barbosa y, por tanto, de la necesidad urgente de cambiar este estado de cosas. Los hechos nos llevan a concluir que los gobiernos de la Cuarta Transformación, con el presidente López Obrador a la cabeza, no son gobiernos del pueblo y mucho menos para el pueblo. Las acciones últimas del gobierno poblano, tales como negar al MAP el registro como partido político, decir que “a los pobres no les dará el coronavirus”, llamarse “perito en seguridad” y tener al estado hecho un desastre, atacar a quienes no se pliegan a sus caprichos ni ocurrencias, en pocas palabras, ejercer el poder como un dictadorzuelo, es el certificado de pobreza intelectual de un gobernador, que definitivamente no nos merecemos los poblanos.

Por otro lado, aconsejar que se “queden en sus casas durante cuarenta días” a los que no tienen donde vivir, y “comer pollo con mucho picante” a quienes no se hartan ni de tortilla, deja claro que quienes dan estos “sabios consejos” no saben lo que dicen, no conocen la situación real que vive el pueblo y, por lo tanto, están incapacitados para gobernar. ¿Verdad que urge el cambio?

Tomar el poder político por la vía electoral, mediante la formación del partido nacional, a cuya cabeza estará el Movimiento Antorchista Nacional, es tarea impostergable si queremos que haya otro tipo de justicia, aplicada por hombres nobles y verdaderamente leales al pueblo.

Ésta es la única y verdadera salida a nuestros males. Para lograr el triunfo es necesario que el pueblo se organice y se eduque, que despleguemos todas nuestras fuerzas en la tarea, con más decisión y confianza en nosotros mismos, y con más confianza en la fuerza que da el saberse mayoría en Puebla, en México y en el mundo entero. Acometamos con decisión y enjundia esta tarea para salir triunfantes en la madre de todas las batallas. Por lo demás, apenas le han quitado una pluma a nuestro gallo.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---