Así son las fuerzas robóticas de Rusia de mar, tierra y aire

**La gama de asesinos robóticos en las distintas fuerzas armadas es muy amplia: desde vehículos oruga con armas automáticas de ataque hasta sistemas de defensa aérea o drones de ataque a tierra.


Así son las fuerzas robóticas de Rusia de mar, tierra y aire

La Crónica de Chihuahua
1ro de octubre, 08:21 am

El mundo ruso aún no ha acordado el posible uso de robots de combate, pero son ya varios Estados los que los usan o desarrollan. Les ofrecemos algunas de estas máquinas robóticas creadas en Rusia.

El Ministerio de Defensa de Rusia publicó como motivo de la fiesta del Día del Ejército de Tierra ruso de este 1 de octubre un video con espectaculares escenas de entrenamiento de tanquistas, artilleros, fusileros motorizados y representantes de otras tropas.

El clip también incluye imágenes inéditas de posibles usos en combate de los avanzados robots Nerejta y Urán-9 [a partir del segundo 0:35 del siguiente video].

La gama de asesinos robóticos en las distintas fuerzas armadas es muy amplia: desde vehículos oruga con armas automáticas de ataque hasta sistemas de defensa aérea o drones de ataque a tierra. De momento, la decisión de matar la siguen tomando operadores de forma remota.

Les ofrecemos algunos vehículos robóticos, ya aprobados o todavía en desarrollo por el Ejército ruso en todos los ámbitos armamentísticos. Del desarrollo de estos robots se encarga el Fondo de Investigaciones de Avanzada, análogo ruso de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa estadounidense (DARPA).

Robots navales

El dron submarino-torpedo Poseidón
El Status 6, más tarde rebautizado como ’Poseidón’, es un vehículo subacuático no tripulado definido como un submarino-torpedo por su capacidad de destruir puertos y ciudades costeras. Puede recorrer hasta 10.000 kilómetros a velocidades de entre 60 y 70 nudos (de 110 a 130 km/h) y portar una carga nuclear de hasta 100 megatones.

La idea de crear un arma de este tipo [curiosamente, promovida por el físico Andréi Sájarov, que sería después disidente soviético y premio Nobel de la Paz, ] surgió en la década de 1950. Sin embargo, la tecnología de la época no permitió hacerla realidad.

El poder destructivo de una explosión submarina de este tipo en la costa del potencial enemigo sería completamente demoledor. Basta con decir que a 18,5 kilómetros del epicentro de la explosión se producirían olas de entre 101 y 228 metros, y ello sin tener en cuenta la contaminación radiactiva.

Las pruebas de distintos elementos de este sistema continúan.

Klavesín-2R-PM
El vehículo submarino robótico Klavesín-2R-PM está destinado a operaciones de búsqueda e investigación.

El dron subacuático Klavesin
La profundidad de inmersión del dispositivo alcanza los 6.000 metros y, además, el aparato no tiene restricciones en cuanto al aérea de navegación.

La Marina lo está desarrollando a través de los ingenieros de la oficina Rubin. El prototipo de la nave ya está construido y pronto se probará en el mar Negro.

Robots terrestres

La familia ’Urán’

La familia de vehículos robóticos de la plataforma Urán consta de versiones destinadas para misiones de vigilancia, desminado y apoyo de fuego a las unidades de combate. Asimismo, son usadas por unidades de reconocimiento y por cuerpos antiterroristas de las fuerzas especiales.

Ciertas unidades de esta familia ya han mostrado su eficacia en misiones de desminado de zapadores rusos en Siria.

Una de ellas es Urán-6, un vehículo blindado ligero controlado remotamente desde distancias de hasta un kilómetro y con capacidad de abrir pasos de 1,75 metros de ancho en los campos minados detonando las minas que encuentra en su camino.

El robot Uran-9 tiene dos versiones, una de reconocimiento y otra de combate.

El robot de combate pesa alrededor de siete toneladas y es capaz de superar obstáculos de hasta 1,2 metros de altura. Está equipado con un cañón automático de 30 mm, una coaxial y el lanzador de misiles antitanques Ataka. Dispone de un modo autónomo, pero solo puede abrir fuego tras ser activada esta función por un operador.

El robot de reconocimiento está equipado con una cámara de video y de imagen térmica y un telémetro láser.

Nerejta
Nerejta es una plataforma táctica universal que puede ser equipada con varios módulos de reconocimiento, batalla y transporte.

El modernizado robot militar ruso Nerejta 2, ya aprobado, formará parte del equipamiento del ’soldado de futuro’ del Ejército ruso. Servirá como medio de transporte, ayudará al soldado a cumplir su tarea con mayor rapidez y será capaz de atacar objetivos. El robot puede ser controlado mediante señales y un sistema de reconocimiento de voz.

Sorátnik
Se trata de otro vehículo terrestre no tripulado diseñado para proporcionar reconocimiento junto con un dron aéreo, así como también soporte de fuego.

Cuenta con un sistema de control por ordenador, un canal de comunicación protegido y varios sensores. Sorátnik está armado con una ametralladora de gran calibre y hasta cuatro lanzagranadas antitanques.

El concepto de robot ’andante’ del consorcio Kaláshnikov
El concepto del primer sistema antropomórfico robótico de Kaláshnikov ha sido concebido para resolver tareas de ingeniería y de combate. Los ingenieros de Kaláshnikov han presentado el modelo operativo del aparato en la reciente exposición internancional de armas Armiya 2018.

La máquina consiste en una cabina con vista panorámica, donde el conductor dispondrá de dos manipuladores manuales de dos ’piernas’ colocadas sobre unas anchas plataformas. Según el video presentado por la empresa, la altura del robot alcanzará unos 4 metros.

Drones
El país sigue comprando algunos de estos aparatos a Israel, pero últimamente el mando militar ruso ha prestado más atención al tema, y los resultados no tardaron en producirse.

Así, han sido desarrollados en Rusia varios modelos de drones de reconocimiento y el primer dron de ataque pesado de desarrollo doméstico.

Altius-O
El dron Altius-O ha sido creado por la Oficina de Investigación y Desarrollo Simonov de la ciudad de Kazán bajo un contrato del Ministerio de Defensa ruso.

Las características exactas del aparato siguen siendo un misterio, pero se espera que levante hasta 2 toneladas de carga y que tenga un alcance máximo de 10.000 kilómetros. El aparato puede despegar y aterrizar de forma autónoma, pero también puede ser guiado por un operador desde tierra.

El Altius-O podría considerarse un análogo del estadounidense Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk, que hoy en día es uno de los drones armados voladores más pesados del mundo, con una masa de 15 toneladas.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---