Antorcha es la organización de los trabajadores de Atlixco, no su enemiga

**Esos ataques no vienen de la clase trabajadora, no vienen de los campesinos, ni de los colonos pobres. Los ataques vienen siempre de los políticos mañosos, sin importar el partido al que pertenezcan.


Antorcha es la organización de los trabajadores de Atlixco, no su enemiga

La Crónica de Chihuahua
21 de mayo, 22:09 pm

Por Pablo Soriano

En defensa de Antorcha:

Casi no hay día en que no aparezcan mensajes en las redes o entrevistas a políticos de todos los colores partidistas, declarando en prensa, radio o televisión, las más diversas calumnias en contra del Movimiento Antorchista.

Sólo como ejemplo, mencionamos la declaración hecha el sábado 24 de marzo, por Enrique Cárdenas Sánchez, aspirante independiente a la gubernatura de Puebla: “En Atlixco hay la amenaza que pudieran llegar expresiones políticas del pasado, como Antorcha Campesina, son espacios políticos muy atrasados, sería una tragedia para Atlixco si eso pasa”.

Así como este señor, otros más, en este caso los aspirantes a presidir Atlixco, gritan a los cuatro vientos “¡Fuera Antorcha!”, como si hablar mal de Antorcha los distinguiera como buenos políticos.

Sin embargo, es conveniente dejar claro que esos ataques no vienen de la clase trabajadora, no vienen de los campesinos, ni de los colonos pobres. Los ataques vienen siempre de los políticos mañosos, sin importar el partido al que pertenezcan.
La explicación es sencilla: Antorcha les estorba. ¿Por qué les estorba?

Les estorba porque saben muy bien que si ganan la presidencia municipal, Antorcha les obligará a cumplir sus compromisos de campaña. Saben que existiendo Antorcha no podrán hacer de las suyas tan fácilmente; estarán vigilados.

El buen ejemplo de Antorcha les estorba, les incomoda, quisieran que desapareciera para seguir haciendo de las suyas. Por eso tanto odio y tantos ataques.

Hay que dejar muy claro entre los pobres de Atlixco, de Puebla y de todo México, que una condición necesaria para ayudarnos a mejorar nuestra triste condición de pobreza, es que nos organicemos. PARA ESO ESTÁ ANTORCHA. No hay que temerle a esta organización. Que le teman los malos políticos, pero el pueblo debe unirse con Antorcha.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---