Ante exigencia de Antorcha, Bienestar federal ofrece diálogo para programa de distribución de alimentos

**Miembros de esta organización realizaron las movilizaciones, que forman parte de una campaña nacional para lograr que se atienda al pueblo trabajador, “fuente de toda la riqueza nacional” y víctima principal en la crisis por el COVID-19.


Ante exigencia de Antorcha, Bienestar federal ofrece diálogo para  programa de distribución de alimentos

La Crónica de Chihuahua
18 de abril, 12:45 pm

Chihuahua, Chih.- Con tapabocas y guardando la distancia recomendada en prevención del contagio por el Coronavirus, antorchistas del estado se manifestaron en pequeños grupos, en la capital, en Jiménez y en Ciudad Juárez, para exigir al gobierno federal y al del estado, que se apliquen programas de emergencia para la distribución de alimentos entre las familias más necesitadas.

En la ciudad de Chihuahua, la primera protesta se hizo frente a la Delegación estatal de la Secretaría del Bienestar, donde entregaron una solicitud por escrito.

Posteriormente se trasladaron al Palacio de Gobierno, para exigir asimismo a la administración del gobernador Javier Corral, que se realicen acciones para el reparto de apoyos alimentarios, así como para que se garantice el abasto puntual y regular de agua potable en las colonias y comunidades que carecen del servicio.

Miembros del Comité Estatal de esta organización encabezaron las movilizaciones, que forman parte de una campaña nacional que emprendió Antorcha para lograr que se atienda al pueblo trabajador, “fuente de toda la riqueza nacional” y víctima principal en la crisis por el COVID-19.

Al respecto, el dirigente estatal, Lenin Rosales Córdova, explicó cuál es la motivación de la presente campaña: “Nos pusieron a todos a resguardo en nuestra casa, pero en el gobierno federal nadie se preocupó por el problema que se iba a desatar al encerrar a los obreros, a todos los trabajadores del país; y quienes viven al día, en trabajos inseguros, en empleos que ya se perdieron, en empresas que ya cerraron, en obras de construcción que se suspendieron, ¿de dónde sacarán los recursos para su alimentación mientras estén paralizados e incapacitados para salir a ganarse el sustento? El presidente López Obrador parecía que iba a anunciar alguna medida para atender la emergencia, pero se limitó a reiterar que se van a seguir entregando apoyos directos en dinero a las personas que sus enviados censaron casi en la clandestinidad, pero nada en concreto”.

Lo que les respondieron en la Secretaría del Bienestar en Chihuahua, fue que en el gobierno federal no tienen un programa específico de despensas. En las oficinas de calles Pacheco y Rosales, fueron recibidos por Víctor Juárez, quien es el “enlace institucional” de Bienestar, y por Genaro Vázquez, representante de las Becas Benito Juárez. Ellos se comprometieron a entregar 30 despensas semanales en todo el estado.

“Nosotros les hicimos entrega de una lista de colonias y comunidades donde la gente nos solicitó el respaldo, y sólo acordaron con nosotros que el diálogo va a continuar el próximo lunes a las 10:00 para coordinarnos en cada municipio”, informó Juan Santiago Tolentino, representante de los antorchistas de Cuauhtémoc y el Noroeste.

TAMBIÉN EN JIMÉNEZ Y EN CIUDAD JUAREZ

En el Palacio de Gobierno nadie salió a recibirlos y solamente les firmaron de recibido el oficio en la ventanilla de Atención Ciudadana.

En Jiménez, también una treintena de colonos, campesinos y estudiantes afiliados a la FNERRR, realizaron una cadena humana, igualmente con tapabocas y guardando la “sana distancia”. Su solicitud de apoyos alimentarios fue dirigida a la Presidencia Municipal, de la que demandan la entrega de despensas, que en el oficio fueron pedidas al alcalde Marcos Chávez Torres. Al mismo tiempo, los antorchistas de Jiménez se sumaron a la campaña estatal y a nivel de todo el país para exigir al gobierno la realización de un programa nacional de distribución de alimentos.

En Ciudad Juárez, otro pequeño contingente se apostó, también en forma de cadena humana con pancartas, en la sede principal de las oficinas del Gobierno del Estado, en el llamado “Pueblito Mexicano”, desde donde el grupo de colonos se dirigió al gobernador Corral Jurado y al presidente de la república, para que de manera urgente, lleven a la práctica un programa estatal y federal de entrega de alimentos a las clases más desprotegidas.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---