Afecta la cuarta transformación a miles de pobres en Chihuahua

**El presidente de México hace los anuncios de estas entregas argumentando hasta el cansancio que se harán “sin intermediarios”, pero el reparto –ahí donde ya se reparte-, se hace mediante los mecanismos controlados por morenistas en cada estado


Afecta la cuarta transformación a miles de pobres en Chihuahua

La Crónica de Chihuahua
4 de mayo, 15:15 pm

Lenin Nelson Rosales Cordova

Chihuahua también está resintiendo las malas políticas de Andrés Manuel López Obrador de cero obras para los pobres. Con el recorte de recursos a programas como “Prospera”, apoyo a la vivienda, ayuda a los niños con cáncer, a las estancias infantiles, al seguro popular, al ramo 23, que era un recurso destinado a la realización de obra pública como: pavimentaciones, guarniciones y banquetas, redes de agua potable y drenaje, etc., la situación se hace cada vez más difícil. En el campo es lo mismo, los campesinos sufren de falta de apoyo con fertilizantes e insumos agropecuarios.

Todo esto constituye una agresión a la economía de los pobres del país, y Chihuahua no es la excepción; sin embargo, los mexicanos en general, y los chihuahuenses en particular, deben tener claro que no se trata de la falta de experiencia para gobernar del actual presidente, sino de la puesta en marcha de una cuestión bien premeditada que tiene como propósito, dicen los expertos, de destinar los recursos de los programas cancelados, para utilizarlos en la entrega de dinero en efectivo (programas de transferencia monetaria) no de manera directa como falsamente dice el presidente, sino a través de un intermediario, (muy poderoso por cierto) el cual cobrará jugosas comisiones por sus servicios, que es nada menos que Banco Azteca, propiedad de uno de los hombres más ricos de México, Ricardo Salinas Pliego. Salinas Pliego, quien es uno de los empresarios más cercanos al Presidente Andrés Manuel López Obrador y quien también forma parte de su consejo, repite este año como el gran ganador en el listado de Forbes México: Carlos Slim Helú, Germán Larrea Mota Velasco y Salinas Pliego encabezan la lista de los 36 hombres y mujeres quienes poseen las mayores fortunas de México, de acuerdo con el listado que publicó esta revista. El presidente de México hace los anuncios de estas entregas argumentando hasta el cansancio que se harán “sin intermediarios”, pero el reparto –ahí donde ya se reparte-, se hace mediante los mecanismos controlados por morenistas en cada estado, con toda la intención de que la gente le quede agradecida a él y a su partido, pensando que es bueno el hecho de que les quiten el dinero de una bolsa para metérselo en la otra pero en menor cantidad. A pesar de recibir estas dádivas, es claro que no se resolverán sus problemas de falta de obras, no podrán curar a las familias de enfermedades más o menos graves, así que no queda duda de que esto se hace con la intención de que en las próximas y cercanas elecciones sigan votando por su partido, para mantenerse en el poder.

Por lo tanto se deben decir dos cosas. Primero: son demagogos y no es cierto que sus dichosos programas de transferencia monetaria vayan a abarcar a toda la población. Segundo: lo más criticable es que se trata de un cambalache, es decir, han retirado programas de obra pública y otros apoyos sociales, pretendiendo entregar migajas a la gente pobre. Pero hay más aun, tal es el caso del aumento de la edad para recibir la pensión de los adultos mayores (antes era de 60 y más y ahora es de 65 en adelante); en Chihuahua, el líder del Consejo Estatal de Solidaridad con el Senecto, César Augusto Fierro, acusó recientemente que “cerca de 80 de cada 100 adultos mayores en el estado, quedaron fuera del censo de la Secretaría del Bienestar del nuevo gobierno federal”, y es sabido también que a 4 meses de que se anunciara con bombo y platillo “el tal censo”, los avances han sido muy pocos a nivel nacional y en algunos casos se desconoce la situación en la que se encuentran algunos estados, pues por lo menos 20 de ellos aún no definen una fecha para entregar los resultados.

Por eso es evidente que el pueblo de México salió perdiendo con este cambio. Y esto es así, porque perdió obras y apoyos aunque fueran insuficientes, pero lo que ganó solo son promesas y “buenas intenciones” hasta ahora, y de llegarse a cumplir, serán tan insuficientes que no se podrá con ellas recuperar lo que dejó de obtener. Las matemáticas no fallan: sumas 2 y restas cuatro… el resultado es negativo, sin vuelta de hoja.

Las calumnias y mentiras que espeta el presidente en contra de las organizaciones sociales, diciendo que “son intermediarios que quieren moches”, no son más que maniobras políticas para desalentar a las masas, para sembrar desconfianza en ellas sobre su organización y su lucha, para no tener que atender las verdaderas demandas de la población. Pero eso es atentar contra los derechos fundamentales de los mexicanos consagrados en nuestra Carta Magna, como lo son los derechos de organización, petición y manifestación. Nosotros decimos: si el gobierno quiere dar las tarjetas, que las dé, bienvenidas, pero eso no puede impedir de ninguna manera que por nuestra parte exijamos obras de carácter social y servicios elementales que son también derechos establecidos en la propia ley de leyes de los mexicanos. Queremos que nuestros hijos tengan escuelas, hospitales, centros de salud para curarnos; queremos pavimentaciones, luz, drenaje para nuestras colonias y pueblos y eso no se va a resolver con la entrega de tarjetas, por eso la gente en general, los ciudadanos, si aspiran a elevar su nivel de vida, deben disponerse a exigir y luchar porque no le conculquen sus derechos y porque se respete la ley.

Por lo tanto, los antorchistas exigimos al gobierno federal y estatal, que se programen las obras, se realicen y validen los proyectos. Que quede claro que pedimos obras, no dinero, ni moches, y si para eso hay que manifestarnos no duden que lo haremos las veces que sean necesarias, hasta que se resuelvan las necesidades de los que menos tienen. Que conste.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---