Abogados al tribunal: “Arrestaron a Daniela por hablar con la prensa”

**Defensores de Daniela Vargas, la «dreamer» de origen argentino arrestada el miércoles pasado por las autoridades migratorias, alegan violación de derechos constitucionales.


Abogados al tribunal: “Arrestaron a Daniela por hablar con la prensa”

La Crónica de Chihuahua
7 de marzo, 21:00 pm

Grupos de derechos civiles presentaron dos mociones en un tribunal federal de Alexandria, Louisiana, para detener la deportación de la “dreamer” de 22 años Daniela Vargas, originaria de Argentina, alegando que su detención fue una represalia porque la joven habló con los medios de comunicación sobre la redada que unos días antes se había llevado a su papá y hermano.

La joven fue arrestada por ICE el pasado miércoles escasos 5 minutos después de hablar en una rueda de prensa sobre su miedo de ser deportada. De hecho, según reportes de prensa local, la “migra” paró el carro en el que la joven se marchaba del lugar donde se dio la entrevista con los medios de comunicación.

Abogados que representan a la “dreamer” dijeron a La Opinión este martes que están alegando represalias ilegales contra Daniela por parte de los agentes federales, por hacer uso de su derecho a la libre expresión, garantizado a cualquier persona en Estados Unidos por la constitución.

“Hay muchos precedentes en los tribunales de este país, en los que se ha determinado que las agencias del orden no pueden tomar represalias contra las personas por hacer uso de su libre expresión, especialmente en temas de interés público, como es el caso”, dijo Michelle La Pointe, abogada del Southern Poverty Law Center (SPLC).

Este martes, los abogados de SPLC, el National Immigration Law Center (NILC) y dos bufetes privados (Elmore & Peterson y William Most), presentaron una moción para detener la deportación de Daniela, mientras el tribunal considera el caso completo.

Un día antes, los letrados habían presentado el caso constitucional ante el mismo tribunal, con el que buscan que se permita a Daniela tener un proceso justo y luchar contra la deportación.

Tras arrestarla, autoridades del Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) le aplicaron un proceso de deportación administrativa, donde la expulsión la decide la propia agencia y no un juez de inmigración.

Ellos argumentan que pueden deportarla de esa manera, ya que la joven entró al país en 2001 –a los 7 años- con sus padres cuando los argentinos podían venir sin visa a Estados Unidos y quedarse 90 días. La familia, sin embargo, dejó expirar su visa y se quedó.

Ese programa de “excepción de visa” requiere que los usuarios cedan su derecho a luchar contra una eventual deportación.

Pero los abogados alegan que la joven no pudo ceder ese derecho, porque tenía apenas 7 años.

“Ella no puede ceder un derecho a esa edad, creemos que aplicarle ese tipo de deportación viola el proceso debido”, dijo la abogada.

Desde su detención, Daniela ha estado presa en Lasalle Detention Center, en Jena, Louisiana, donde también están su papá y su hermano.

Los abogados esperan que el tribunal actúe rápidamente, puesto que ICE ya ordenó su deportación administrativa. “Ella podría ser deportada en cualquier momento”, dijo la abogada.

Tras su arresto, la historia de Daniela ha dado la vuelta al país. Según todos los reportes, la joven es una muchacha ejemplar, que se graduó de secundaria con altas calificaciones (A en todo), tocaba la trompeta y estaba en la banda de la escuela.

Daniela obtuvo protección de DACA en 2012 y la renovó una vez, pero su estatus expiró en noviembre de 2016 porque no pudo ahorrar los 495 dólares que cuesta la renovación.

En febrero, la muchacha finalmente presentó su nueva solicitud, que está pendiente, pero al momento de su arresto no tenía ese estatus.

La joven aspira a ser profesora de matemáticas, dijeron amigos y familiares, pero aunque estudió brevemente en la Universidad de Southern Mississippi, tuvo que dejar los estudios por el costo.

Antes de su arresto, Daniela trabajaba en el restaurante Freshii en Flowood. Su supervisor Xavier McLin dijo al periódico Clarion Ledger de Jackson, Mississippi, que los que la conocieron están dispuestos a hacer “cualquier cosa por ayudarla”.

“Su personalidad la destacaba ante la gente, disfrutábamos su presencia, tenía gran ambición y quería vivir en este país”, dijo McLin, según reportó ese diario.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---