A pesar de la pandemia, trabajan por una educación de calidad

**El milagro de la verdadera vocación educativa: profesores rescatan a estudiantes del Telebachillerato de la colonia Campesina, los atienden a distancia, les llevan materiales y los evalúan, además de que les han proporcionado despensas a sus familias.


A pesar de la pandemia, trabajan por una educación de calidad

La Crónica de Chihuahua
27 de enero, 11:14 am

Ciudad Delicias, Chih.- Utilizando la red social Whatsapp y llamadas telefónicas directas, así como la edición de libros-folletos con el diseño y planeación de actividades lo más apegadas a los programas de la Dirección General de Bachillerato DGB, el plantel de la colonia Campesina está brindando el servicio educativo a más de 80 jóvenes que sufren las dificultades propias de este tiempo de pandemia, reclusión y crisis económica combinadas.

Estos estudiantes -al igual que muchos otros miles y millones en todo el país- luchan para tener saldo o batallan para que les presten un teléfono inteligente para tomar las fotos de sus cuadernos y enviar las evidencias de sus trabajos académicos.

El Telebachillerato “Heriberto Frías Alcocer” 86119, ubicado en la colonia Campesina de Delicias, Chihuahua, desde hace 18 años trabaja arduamente para llevar educación de excelencia a jóvenes de escasos recursos económicos. En los días que corren, y con el azote de la pandemia, originada por el Covid 19, desde marzo 20 de 2020 esta tarea se ha complicado aún más.

Aunado a lo anterior, de cada 10 jóvenes 4 se muestran renuentes a cumplir por diversos factores, todos asociados a una misma causa: la falta de recursos tecnológicos y de recursos económicos en sus hogares, que, junto con el desánimo que les impone trabajar a la distancia y solos, para lo cual no están preparados, hace mucho más difícil “rescatarlos” para que no pierdan el semestre. Y a pesar de que se ha solicitado que se apoye por parte de las autoridades con recargas para internet o de plano internet gratis para los estudiantes, no hay apoyos en este sentido.

Por estas razones los docentes hacen visitas domiciliares, llamadas personales y constantes para lograr que los jóvenes transiten lo mejor posible sus estudios y sientan el calor humano y el interés que se tiene por ellos. “Hemos visto, por desgracia, que muchas veces sus padres no les muestren interés, y es natural, pues ellos están más estresados por conseguir empleo y llevar recursos a sus hogares, ya que esta pandemia ha desencadenado el desempleo y el desaliento en los hogares”, explicó el director del Telebachillerato, el ingeniero Miguel Ángel Trejo de la Cruz.

A través del comedor escolar y el apoyo del DIF municipal, se llevan despensas a más de 80 hogares, trabajo que los docentes y activistas del Movimiento Antorchista realizan con ahínco y dedicación para mitigar en algo las necesidades de alimentos.

Este ciclo 2020-2021 podrán egresar 16 jóvenes, de un total de 28 que iniciaron el tercer grado en el 2018. El resto, los otros 12, desertaron por causa de la pandemia; “los que quedan son verdaderos valientes, porque estudiar bajo las condiciones actuales, francamente es de admirarse”, destacó por su parte el profesor José Luis López López.

Por lo pronto, las hermosas instalaciones del Bachillerato y su equipamiento deberán seguir aguardando a que se permita el regreso a las aulas, para servir de empuje y apoyo a la educación media superior. Los docentes y el personal de apoyo con que se cuenta, gracias a las aportaciones económicas de los padres de familia, han trabajado por mantenerlas limpias y listas para cuando así se requiera.

Estamos próximos a iniciar el siguiente semestre, de febrero a julio, para lo cual el panorama no se mira nada halagüeño pero los docentes de este Telebachillerato, tienen la firme convicción de hacer todo lo que este a su alcance para que los estudiantes culminen el ciclo escolar lo mejor posible,